El campo de refugiados de Tebas, en Grecia, alberga a 800 personas de Irak, Siria, Afganistán y Pakistán. Su singularidad es que no tiene sólo barracones sino un gran edificio industrial en el que se han edificado habitaciones. Dentro de la nave también hay un espacio para mujeres, aulas para niños que aún no van a la escuela, un puesto de primeros auxilios y un espacio polivalente. Sin embargo, en el campo, las precariedades impiden atender problemas psicológicos y casos de embarazadas e infancia adecuadamente. teleSUR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.