Tres astrofísicos estadounidenses han propuesto un nuevo enfoque hacia la paradoja de Fermi, que acentúa la contradicción entre las estimaciones que otorgan una alta probabilidad de existencia de otras civilizaciones inteligentes en el universo observable y la ausencia de evidencia de las mismas.

Los investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania han creado un modelo para evaluar cuánto trabajo ha sido llevado a cabo para encontrar alienígenas en el universo.

En particular, han comparado los esfuerzos en el marco del proyecto SETI (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre) con el alcance teórico de búsqueda que hay que emprender antes de que los científicos lleguen a creer en la probabilidad de que la vida extraterrestre no exista.

“En el cielo podría haber radioseñales claras y obvias bien divulgadas, pero no las conoceríamos, porque nuestra capacidad de búsqueda es muy baja por el momento”, señalaron.

Tras desarrollar la “metáfora sobre un pajar cósmico multidimensional, el proyecto SETI busca ‘agujas’ alienígenas”. En ese sentido, los investigadores comparan el volumen del espacio ya estudiado con una bañera en los océanos del mundo. Y suponen que existen ‘agujas’ de diferentes tipos para buscar.

Continuando con la metáfora, los científicos concluyen que es necesario revisar el ‘pajar’ completo para determinar que no hay ‘agujas’. Encontrar al menos una sería prueba suficiente de la existencia de vida extraterrestre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.