Rusia ha advertido sobre planes de los grupos armados y terroristas para trasladar sus fuerzas desde la provincia siria de Idlib al norte de Irak.

“Hay intentos para redesplegar a los terroristas de Idlib a Irak, pero estos movimientos están siendo neutralizados. Irak está lidiando con este asunto y claramente no necesita terroristas adicionales”, indicó el martes el viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Oleg Siromólotov, citado por la agencia TASS.

Los grupos armados y los llamados “rebeldes” presentes en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria, deben retirar todas sus fuerzas y su armamento pesado de una zona desmilitarizada acordada por Rusia y Turquía.

El citado pacto estipula el establecimiento de una zona de 15 a 20 kilómetros de ancho a lo largo de la línea de contacto entre las fuerzas sirias y los grupos armados presentes en Idlib antes del 15 de octubre.

Fuentes locales informaron previamente que varios de estos milicianos armados serían transferidos a las regiones kurdas en el noreste de Siria después de una eventual liberación de la provincia por el Ejército sirio.

El diario estadounidense Daily Beast indicó el lunes que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, estaría planeando usarlos para sus propios fines y aplicarlos en su lucha contra los milicianos kurdos respaldados por Estados Unidos en el noreste de Siria.

Idlib es el último bastión de los grupos terroristas, en particular del Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham), que, según varios informes, cuenta con el apoyo de EE.UU., el Reino Unido, Turquía y algunos Estados árabes ribereños del Golfo Pérsico.

La semana pasada, el canciller sirio, Walid al-Moalem, también hizo hincapié en que con la liberación de la provincia de Idlib, Damasco está escribiendo el “último capítulo” de su lucha contra el terrorismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.