Nada ha cambiado en el despliegue de unidades militares alrededor de la provincia de Idleb, en el norte de Siria. Los refuerzos del Ejército sirio, que fueron enviados en agosto pasado, son todavía los mismos y se encuentran en las mismas posiciones sin retroceder ni un metro.

La artillería pesada, los tanques, los lanzacohetes y los miles de soldados de las Fuerzas del Tigre, la Guardia Republicana, la 11ª División, y la 4ª División están todavía desplegados en diversos lugares que rodean Idleb.

Lo único que cambió después del acuerdo de Sochi fue el tiempo de la posible batalla. Los soldados pueden ahora tomar pausas cortas, pero no pueden dejar sus posiciones ni siquiera durante una hora.

Ha habido en los días pasados choques armados con los terroristas que atacan regularmente a los militares sirios desde el otro lado de la frontera de Idleb y desde el norte de Hama. Recientemente, el Ejército sirio abortó algunos ataques de este tipo y bombardeó con su artillería las posiciones de los militantes en varias zonas de Idleb y el norte de Hama.

El objetivo de los militares no ha cambiado. Él sigue siendo la liberación de la provincia de Idleb y la recuperación por parte del Estado sirio del control de la misma, como ha reiterado recientemente el presidente Bashar al Assad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.