Veo un parecido inquietante entre las leyes racistas de Israel y la arquitectura del apartheid en Sudáfrica. Los sudafricanos reconocemos el apartheid cuando lo vemos. De hecho, muchas personas reconocen que, de alguna manera, el régimen israelí es aún peor”, señaló Mandla Mandela, el nieto del revolucionario sudafricano anti-apartheid, en un artículo publicado el jueves en el diario británico The Guardian.

Mandla reprobó la polémica ley “estado-nación judío”, aprobada el pasado 19 de julio por el parlamento israelí, que considera como “estado judío” los territorios palestinos ocupados, una flagrante muestra del “apartheid” israelí.

En esta misma línea, señaló que incluso antes de la aprobación de esta controvertida ley, “fue fácil ver, para cualquiera que quisiera verlo” que Israel ejerce una política racista en los territorios ocupados palestinos, mientras hacía alusión a la construcción del muro de separación israelí en la Franja de Gaza y creación de “carreteras solo para los colonos”, entre otras medidas.

Veo un parecido inquietante entre las leyes racistas de Israel y la arquitectura del apartheid en Sudáfrica. Los sudafricanos reconocemos el apartheid cuando lo vemos. De hecho, muchas personas reconocen que, de alguna manera, el régimen israelí es aún peor”, señaló Mandla Mandela, el nieto del revolucionario sudafricano anti-apartheid, Nelson Mandela.

Censuró además, la demolición por parte de Israel de viviendas en la aldea beduina palestina de Jan al-Ahmar, sita en la Cisjordania ocupada. “El propósito de esta limpieza étnica es dar paso a los asentamientos ilegales en las tierras palestinas ocupadas”, denunció Mandla.

El nieto del revolucionario sudafricano anti-apartheid equiparó la represión israelí de marchas palestinas que ha dejado cientos de muertos entre la población civil, con la matanza de Sharpeville ocurrido en 1960 en Sudáfrica, cuando la policía abrió fuego contra una manifestación que protestaba contra el apartheid en la localidad de Sharpeville, sita en el Transvaal, actual provincia de Gauteng.

Mandla elogió la campaña internacional Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel (BDS) que tiene como objetivo aumentar la presión económica y política sobre el régimen de Tel Aviv por crímenes que comete contra los palestinos y resaltó la necesidad de apoyar a movimientos como este con tal de poner fin a la ocupación israelí y la colonización de las tierras palestinas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.