Recientemente se ha especulado sobre si en la República Popular de Donetsk iba a reabrirse una filial de un banco ruso. Los periodistas han intentado lograr información sobre el nombre de la institución en cuestión, han especulado e incluso han llamado a varios bancos rusos que operan en Crimea. Aún no hay ninguna información, pero la noticia es prometedora.

El sistema bancario de Donetsk se colapsó en 2014, cuando Kiev obligó a los bancos a abandonar la región. Kiev organizó contra el obstinado Donbass un genocidio económico. Sin embargo, los organizadores no lograron sus objetivos. En estos cuatro años, Donbass ha demostrado que puede construir una economía incluso a pesar de un completo bloqueo financiero, comercial y de transporte por parte de sus antiguos conciudadanos.

Ahora, cuando ya ha quedado claro que no se puede volver al pasado, es necesario considerar el estado de la economía de la RPD y sus posibilidades. Es el momento de aumentar el nivel de vida de la población, algo que no se puede lograr sin recuperar la industria y el transporte. Para analizar el estado de la economía de la República, recientemente se ha publicado el informe del Instituto de Economía Industrial de Donetsk.

Ahí, en las minas de carbón…

Donetsk y Donbass nacieron a partir de dos profesiones: la mina y la metalurgia. No es de extrañar que la palabra Donbass se identifique, ante todo, con el carbón. Este mineral es muy útil y hace tiempo que supone una parte significativa de los ingresos de la República Popular de Donetsk (así como de la vecina RPL, por supuesto). La región cuenta con reservas de carbón para 500 años. Pero, ¿se extraerá como se ha hecho hasta ahora?

Está claro que las décadas de abandono de la industria de carbón en Ucrania, la tiranía burocrática y la anarquía de la oligarquía han llevado a cerrar y “reestructurar” docenas de minas perfectamente viables. El resto, o estaba a punto de cerrar o recibía el mínimo necesario para poder sobrevivir. Algunas acabaron en mayos de la oligarquía: las mejores minas de Donetsk o Komsomolets de Donbass en la ciudad de Kirov. Hoy en día, esta mina es la que lidera la lista de salarios de los mineros.

El informe del Instituto Económico está basado en los datos disponibles. En septiembre de 2017 se produjeron cinco millones de toneladas de carbón. Por cierto, son 500.000 toneladas más que en el mismo periodo de 2016. La producción está aumentando gradualmente. Obviamente, eso es una buena noticia: al fin y al cabo, a causa de los esfuerzos de la artillería ucraniana, algunas minas de Donetsk (como la mina Oktyabsky, por ejemplo) y de Gorlovka detuvieron completamente la producción. En el mejor de los casos, bombean agua de los acuíferos subterráneos.

A día de hoy, según los datos oficiales, veinte minas de la RPD tienen beneficios. Cuatro de ellas están en Donetsk: Skochinsky, Zasyadko, Chelyiskintsev, Kalinin.

Dos tercios de las minas de la República extraen carbón, mientras que solo un tercio extrae coque. Este dato no es especialmente crítico, ya que gran parte de las principales compañías mineras de la República permanecieron en Mariupol, territorio controlado por Ucrania.

Toretstrantsit y Komsomolets Donbass producen 8.000-9.000 toneladas de carbón al día, mientras que el carbón de coque se produce principalmente en la mina Zasyadko.

Hay que destacar que, solo en 2017, en las minas de la RPD se abrieron 11 nuevas exploraciones mineras. Y este año se han recuperado también las minas Volinia y Toreztranstsit, que durante mucho tiempo se encontraron en la zona de conflicto.

Los economistas de la RPD afirman que la industria del carbón tiene gran potencial. Hay perspectivas de aumentar el volumen de producción del “oro negro” al doble. Pero todo ello está obstaculizado por la ausencia de bancos, sistemas de crédito y logística para la venta del carbón. Y lo más importante: Ucrania ha destruido los lazos comerciales que había entre las minas de Donetsk y las plantas eléctricas ucranianas. Encontrar nuevos mercados para el carbón de Donetsk, que siempre se ha caracterizado por altos costes de producción, no es fácil, especialmente teniendo en cuenta el no-reconocimiento de la República.

Evidentemente, se buscan activamente mercados en Rusia. Sin embargo, los mineros afirman que sería necesario recuperar al completo el tráfico ferroviario Donbass-Rusia.

Los salarios, que entre 2014 y 2016 eran extremadamente bajos, han comenzado a subir. Si, de media, los mineros en Rusia cobran unos 43.000 rublos, los salarios de Donetsk aún están lejos: los mayores sueldos alcanzan los 20.000-30.000.

Nuestra fuente, que trabaja en una mina que se prepara para el cierre, afirma: los mineros, según sé, no cobran menos de 20.000-22.000. Pero creo que en verano se iba a subir algo, puede que ahora el salario sea superior. Los mecánicos en las minas cobran 12.000-15.000. Pero estar en la mina, estar atrapado en el suelo en una mina que se está reestructurando, es muy duro. El salario medio está alrededor de 7.300. Los que tiene dos décadas de experiencia pueden llegar a 11.000-12.000 rublos.

Demasiado pronto para enterrar al viejo Hughes

La metalurgia supone un tercio de la producción industrial de la República. Es evidente que la ruptura de relaciones tanto con algunos suministradores de materias primas como con algunos mercados es un gran problema. Pero en un momento en que la industria luchaba por la supervivencia, los metalúrgicos han hecho todo lo posible por recuperar la producción. Además, los dueños ucranianos se aseguraron de que, cuando sus propiedades fueron intervenidas por las RPD, los principales especialistas se marcharan a las empresas que quedaban en Mariupol, como dos viejos monstruos de Donbass: Azovstal y la Planta Combinada Ilich, en las que aún sigue saliendo humo.

Fue duro, pero Donbass aguantó. Según explican los expertos de Donetsk, “en 2017 se reanudó la producción de las actividades de la plan de acero Jartsisk y Silur, que se especializa en la producción de alambres de acero y otros productos. El volumen de las ventas de la compañía ascendió a 413 millones de rublos, con clientes tanto en la RPD  y la RPL como en la Federación Rusa”. Entre los clientes hay numerosas industrias, minas y otras empresas de la industria del carbón de la RPD.

La mejor noticia para la metalurgia de Donetsk ha sido la reanudación de la producción de la Planta Metalúrgica de Donetsk (antigua Hughes), empresa que es, en realidad, el origen de la historia de Donetsk [el primer nombre de Donetsk, Yuzhovka, deriva también del nombre del industrial británico Hughes-Ed]. La fábrica paralizó su producción en 2014, pero se han mantenido las instalaciones y el personal. De hecho, la planta ya había experimentado algo similar en el pasado. En los años 20, la administración de Yugostal estuvo a punto de cerrarla alegando bajos beneficios y una localización geográfica insostenible. Incluso su primer director ruso, Adam Svitsin, estuvo a favor del cierre. Los trabajadores defendieron la planta y probaron que no es fácil enterrar al viejo Hughes, como tradicionalmente se conocía al complejo entre los ingenieros y metalúrgicos.

Lo mismo se puede decir de la planta de acero de Yenakievo, salvarla no fue fácil, pero los metalúrgicos lograron recuperar uno de los últimos altos hornos. La materia prima llega de Rusia.

La metalurgia de Donbass tiene el mismo problema para la exportación y el desarrollo que las minas. Por desgracia, a ello hay que añadir la desagradable circunstancia de que, en los últimos diez años, el mercado del acero se ha estancado completamente. Así que los metalúrgicos de Donetsk, Makeevka, Jartsisk y Yenakievo trabajan ahora en mejorar la tecnología y la logística y buscan la manera de subir los salarios de los trabajadores.

Donbass estaría completo si tuviera paz y reconocimiento

Aquí es donde el equipo de Donetsk se mostró en su máximo esplendor: la ingeniería mecánica, especialmente en la producción de equipamiento para la minería. La famosa fábrica de máquina herramienta de Yasinovataya sobrevivió a las batallas en su territorio en 2014, no se rindió  continúa produciendo, no solo para las minas de Donetsk, sino también para las de Kuznetsk. El mercado aquí sigue abierto, ya que la planta de Yasinovataya es uno de los líderes en este campo.

Las autoridades de Donetsk han dado a la RPD un “destornillador” para ensamblar nuevos minibuses. Se les llama Donbass y están diseñados para sustituir por las carreteras de la República a los envejecidos Bogdan ucranianos. Además, la industria del transporte de la RPD puede enorgullecerse del primer tranvía hecho en Donetsk, concretamente en la Planta Electrotécnica de Donetsk con asistencia y participación de empresas rusas. Cada año, la integración de la industria de Donetsk en Rusia es más evidente.

Como resumen del análisis sobre el estado de la industria, los autores del informe escriben: “a principios de 2018, la ingeniería de la RPD empleaba a más de 8.000 personas. El salario medio es de alrededor de 10.000 rublos. Es evidente que el bajo coste de producción puede ser atractivo para potenciales inversores a la hora de rehabilitar las viejas industrias. Pero el aumento gradual de los salarios aumentará la producción y la demanda de consumo, lo que estimulará la producción de la industria y sus capacidades”.

En relación con otras industrias básicas, hay que decir que están renaciendo de la nada. Es el caso, por ejemplo, de la industria química de Donbass. Si en la parte de la antigua región de Donetsk controlada por Ucrania el volumen de producción ha caído a la quinta parte, las compañías quiebran y los trabajadores se quedan sin trabajo, en la RPD se habla de estabilizar la producción y los salarios.

En resumen, los expertos consideran posible que la industria de Donetsk y Lugansk recupere los niveles de producción anteriores a la guerra o incluso que los supere. Para ello son necesario fondos para restablecer el transporte ferroviario. Es importante restablecer un sistema bancario y de crédito, revitalizar la pequeña y mediana industria, el comercio y el sector servicios. Seriamente herida pero aún fuerte, la clase obrera de Donbass se levantará, recuperará toda su fuerza y la proyectará incluso en las vecinas regiones de Rusia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.