nasa.gov

Una nueva investigación del cuerpo celeste 3200 Faetón, que en diciembre de 2017 pasó a una distancia extremadamente cercana de la Tierra, indican que se trata de “un extraño asteroide azul que creó [la lluvia de meteoros] gemínidas y se calienta tanto que los metales se funden en su superficie“, ha comentado Teddy Kareta, el investigador principal de ese trabajo e integrante de la Universidad de Arizona (Estados Unidos).

Este y otros datos sobre ese enigmático objeto espacial se presentaron en la 50.ª reunión anual de la División de Ciencias Planetarias de la Sociedad Astronómica Estadounidense, que tuvo lugar el pasado 23 de octubre en Knoxville (Tennessee, EE.UU.), informa Cnet.

3200 Faetón es una roca espacial de 6 kilómetros de diámetro, tiene un color inusual y es uno de los pocos asteroides que producen lluvia de meteoritos. Además, realiza ‘paseos’ extremadamente cercanas al Sol, por lo que su superficie alcanza temperaturas de 800 grados centígrados.

Aunque este extraño objeto fue descubierto en 1983 y tiene “una órbita altamente excéntrica“, resulta “difícil decir si Faetón es más un asteroide o un cometa muerto”, destacó Kareta, quien también señaló que sus pesquisas permitieron percibir que es más oscuro y posee una superficie más homogénea de lo que se pensaba anteriormente.

Estos especialistas esperan que sus nuevos datos sean útiles para la misión Destiny Plus de la Agencia Espacial Japonesa (JAXA), que espera dirigirse a ese enigmático asteroide en la próxima década.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.