La Administración de Donald Trump continúan los ataques contra los gobiernos de Cuba y Venezuela y retoma con renovada fuerza la llamada Doctrina Monroe en la política exterior estadounidense. Foto: AP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, autorizó a las tropas fronterizas a disparar contra la caravana de migrantes centroamericanos, en caso de ocurrir algún altercado entre ellos y la policía.

«Si alguien lanza piedras o rocas, como hicieron en México, se les podrá disparar», dijo Trump.

Por otro lado, el mandatario pretende crear algún mecanismo legal que evite la asignación de asilo para los caminantes de Honduras y El Salvador, quienes siguen hacia Estados Unidos en busca de un futuro mejor para sus familias, lejos de las crisis económicas que afectan sus naciones de origen.

Además, la Casa Blanca prevé la instauración de campamentos de detención en la frontera para encarcelar y deportar a quienes intenten entrar de forma ilegal al país, afirmó Telesur.

Recientemente, el Departamento de Defensa estadounidense desplegó por lo menos 5 200 soldados en activo a la frontera con México para fortalecer la seguridad, según informó The New York Times.

Esta medida es para algunos analistas una respuesta a su estrategia para las elecciones de medio término, próximas a realizarse el 6 de noviembre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.