En el tercer trimestre de 2018 se registraron 1,9 millones de personas desocupadas y 3,8 subocupadas, que representan un 3,3 y 7% de la población económicamente activa (PEA), respectivamente, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi, estatal).

“Con datos ajustados por estacionalidad (sin impacto por estaciones del año), la tasa de desocupación fue de 3,3% de la PEA, misma tasa que la registrada en el trimestre inmediato anterior”, dijo el organismo federal sobre la población que no trabajó siquiera una hora, pero manifestó su disposición para hacerlo y realizó alguna actividad por obtener empleo.

El mencionado 7% de la población tuvo “la necesidad y disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo de lo que su ocupación actual le demanda”, durante el trimestre de julio a septiembre de este año.

Sin embargo, aunque disminuyó 0,5% con respecto al año pasado y 0,3 del tercer trimestre, la tasa de ocupación siguió siendo más de la mitad de la población, con un 56,6% de la población en condiciones de trabajar.

Empleo informal

El total de la población ocupada de manera informal, que agrupa todas las modalidades de empleo informal, cerró en 30,6 millones de personas en el “sector informal, trabajo doméstico remunerado de los hogares, trabajo agropecuario no protegido y trabajadores subordinados que aunque trabajan en unidades económicas formales”, fuera de la seguridad social.

De esa cantidad 14,8 millones corresponden al llamado “sector informal”, que es la población ocupada en las “unidades económicas no agropecuarias operadas sin registros contables y que funcionan a partir de los recursos del hogar o de la persona que encabeza la actividad”, sin que se constituya como empresa.

Durante el periodo julio-septiembre de este año, la población de 15 años y más disponible para producir bienes y servicios (PEA) en todo el país fue de 56 millones (de 130 millones totales de mexicanos), que es un 59,8% del total, mientras que un año antes había sido de 54,4 millones (59,4%).

El aumento de 1,6 millones de personas “es consecuencia tanto del crecimiento demográfico, como de las expectativas que tiene la población de contribuir o no en la actividad económica”, precisa el informe estatal.

Mientras que 78 de cada 100 hombres en edad para trabajar son económicamente activos, en el caso de las mujeres 44 de cada 100 están en esta situación, desglosa el informe.

Los trabajadores subordinados y remunerados se incrementaron en 785.000 personas entre el tercer trimestre de 2017 y el mismo periodo de 2018, los trabajadores por cuenta propia en 423.000 personas, los empleadores en 292.000 personas y los ocupados que no perciben una remuneración por su trabajo ascendieron en 90.000 personas.

La intensidad del trabajo indica que el 6% de las personas trabaja menos de 15 horas semanales, en el otro extremo se ubica un 28% con más de 48 horas semanales, y en promedio, la población ocupada trabajó en el tercer trimestre de 2018 jornadas de 43,4 horas por semana.

En el ámbito no agropecuario que abarca a 45 millones de personas, en el tercer trimestre de este año, casi la mitad, 21,3 millones estaban ocupados en micronegocios; 8,2 millones en establecimientos pequeños; 5,5 millones en medianos; 4,9 millones en establecimientos grandes, y 5 millones en otro tipo de unidades económicas, puntualiza el informe trimestral.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.