Cuba demandó ayer mayor voluntad política para la total erradicación de la esclavitud, pues casi 40 millones de personas siguen sometidas en el mundo a esas condiciones.

El fenómeno no constituye un hecho del pasado, advirtió la representante permanente de Cuba ante las Naciones Unidas, Anayansi Rodríguez, al intervenir en el debate del tema 119 de la agenda de la organización bajo el título ‘Conmemoración de la abolición de la esclavitud y la trata transatlántica de esclavos’.

Recordó la embajadora que, con la introducción de la trata de esclavos en el hemisferio occidental, las entonces potencias coloniales de Europa, cometieron un crimen de lesa humanidad que no prescribe y cuyo olvido o ignorancia se convertiría en un imperdonable error histórico.

La diplomática sostuvo que los grandes beneficiarios de la conquista y la colonización, de la esclavitud y el comercio de esclavos, deben asumir su responsabilidad histórica y la indemnización por los horrendos crímenes cometidos.

Al mismo tiempo, apoyó la justa solicitud de compensación enarbolada por los países miembros de la Comunidad del Caribe (Caricom); así como la aplicación de un trato especial y diferenciado para las naciones en desarrollo, en particular las africanas, en sus relaciones económicas internacionales.

Alrededor de un millón 300 mil africanos arribaron a Cuba en condición de esclavos, quienes -enfatizó- ‘conformaron su nacionalidad, cultura y tradición de lucha’.

En ese sentido, Rodríguez aseguró que ‘el pueblo cubano se siente sumamente orgulloso de sus raíces africanas, de las cuales heredó el espíritu combativo, la sensibilidad, la alegría, la fortaleza ante las adversidades y el amor por la libertad’.

El Estado cubano, con apoyo y participación activa de la sociedad civil, ha desarrollado un amplio programa en materia educativa y de promoción cultural que abarca todo el país desde los niveles centrales hasta las comunidades, agregó.

Tales acciones van dirigidas no solo a lograr la más amplia difusión y comprensión de una problemática que forma parte de su historia nacional, sino a mantener y consolidar las raíces culturales de ascendencia africana, concluyó la embajadora.

Según referencias históricas, en el período comprendido desde finales del siglo XVI hasta principios del XVII ocurrió la introducción de la esclavitud africana en la mayor de las Antillas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.