Inicio Artículos Los médicos cubanos cambiaron la historia de la salud en Brasil

Los médicos cubanos cambiaron la historia de la salud en Brasil

Un joven brasileño elogia la manera en que se imparte la carrera de medicina en la Mayor de las Antillas

94
0

Hugo García | Matanzas.— Este joven se ha apropiado del español como su propia lengua. Es alto y de ojos claros. Se llama Marcio Vitor Bringel Leite, de 28 años de edad.

Es el secretario de relaciones internacionales de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) en la Universidad de Ciencias Médicas Juan Guiteras Gener. Aspira en el futuro especializarse en cirugía.

Vive en una ciudad llamada Santa Inés, en el nordeste de Brasil. Nos acercamos a él para conocer de la impronta que gravita en sus coterráneos a propósito de la absurda decisión de los gobernantes de su país de retirar a los miles de médicos cubanos que laboraban en el gigante sudamericano.

_ ¿Hay médicos cubanos en tu pueblo natal?

_ En mi provincia estaban 437 médicos cubanos, que atendían a una población de once millones de personas. Santa Inés es una urbe de 80 000 habitantes y allí laboraban ocho médicos cubanos. Dos en la ciudad y los otros seis en los municipios, es decir, en los campos como se le dice en Cuba. Muchos de ellos tienen que abordar botes para atravesar ríos para atender a los residentes en las aldeas indígenas, lugares donde los médicos brasileños no quieren trabajar.

_ ¿Qué significa desde el punto de vista social la retirada de los cubanos?

_ Quien pierde es el pueblo brasileño, por las declaraciones del Presidente electo, quien duda de la capacidad y de la calidad de la formación de los médicos cubanos. En cinco años como parte del Programa Más Médicos más de once mil médicos cubanos fueron a Brasil y en ese tiempo el pueblo brasileño mostró el 98 por ciento de aceptación de los servicios brindados por los médicos cubanos.

«Ha disminuido la mortalidad infantil, un logro grandísimo muy importante del Programa Más Médicos. Ahora regresan más de 8 000 médicos, pero estoy seguro que van a dejar una huella grande en mi pueblo, porque en esos lugares donde estaban los cubanos los médicos graduados en Brasil no quieren estar, como la selva amazónica, o lugares donde hay enfermedades raras y que solo los médicos cubanos atienden, y por eso el pueblo brasileño va a sufrir y siente mucho la ausencia de los médicos cubanos».

_ ¿Por qué elegiste estudiar aquí?

_ Soy del Partido Socialista Brasileño y por un convenio que tenemos con la escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) y con la revolución cubana, tuve la felicidad de que se me otorgara una bolsa de estudios para la carrera de medicina en Cuba.

«Sabemos que la medicina cubana es por excelencia preventiva y académicamente una de las mejores en el mundo. Cuando regrese llevaré a mi país el espíritu revolucionario y todo lo que aprendí en Cuba, porque el pueblo cubano, aunque humilde, lo poco que tiene lo comparte. Llevaré el nombre de Cuba y la revolución cubana por donde quiere que vaya».

_ ¿Cómo evalúas la docencia cubana?

_ Considero la carrera de medicina de alta calidad e incluso tuvimos un proceso de acreditación de la Carrera de Medicina en la Facultad de Ciencias Médicas y pensamos que salimos bien y que en enero contemos con esa categoría.

«Yo estudié dos años en la ELAM, que cuenta con grandes profesores, con premios internacionales. Aquí en Matanzas contamos igualmente con excelentes profesores.

«Las declaraciones del Presidente electo en Brasil no concuerdan con los resultados del trabajo de los médicos cubanos en mi país, donde mi pueblo está triste por la retirada de los médicos cubanos, quienes cambiaron la historia de la salud en mi país.

«Aquí tenemos clases prácticas desde tercer año y en Brasil en muchas universidades un estudiante de medicina va a reconocer a un paciente solo en el sexto año. Es una diferencia muy grande».

_ ¿En tus vacaciones conociste a algún médico cubano?

_ En el mes de julio mi padre, que trabaja en una prefectura municipal, me presentó dos médicos cubanos, uno de Villa Clara y el otro de Cienfuegos, quienes se despertaban a las cinco de la madrugada para abordar un auto que los llevaba a la ribera de un río donde montaban en un bote para llevarlos hasta un pueblito llamado Castillo, de alrededor de cinco mil habitantes. Hablé con mi padre y me contó que la población está muy triste porque ya no cuentan con médicos, entonces para cualquier atención tienen que coger el mismo trayecto de los médicos cubanos para ir a la ciudad, donde tampoco hay médicos, porque los otros dos cubanos también regresaron. Conversé mucho con aquellos médicos y me decían que el pueblo brasileño los acogió con mucho amor porque sabían que estaban allí para ayudar a los más desprotegidos.

«Yo vine en 2011 y el Programa Más Médicos es del 2013, así que la misma dificultad que tendría antes la tendré ahora, que es revalidar el título».

_ ¿Qué significa Fidel para Marcio?

_ Estoy muy agradecido del Comandante en Jefe Fidel, aprendí a amar a la revolución y a esta tierra y su gente que me acogió con mucho amor. Gracias a Fidel podré realizar mi sueño de ser médico, de ciencia y conciencia, como él decía. Fidel colocó a Cuba en un lugar prestigioso en el mundo. Por su aporte a la teoría y a práctica revolucionaria y al desarrollo humano y social, y demostró que un mundo mejor es posible. No tuve la oportunidad de conocerlo personalmente, pero es un hombre muy importante en mi vida, porque me graduaré de médico gracias a Fidel.

«Dentro de poco regreso a Brasil a donde llevaré el espíritu revolucionario que Fidel nos enseñó. El pueblo brasileño agradece. Aprendió más sobre la revolución cubana cuando vio a un ejército de batas blancas cambiar la historia de la salud de Brasil. Al transcurrir cinco años del Programa Más médicos han disminuido la mortalidad infantil casi a la mitad.

«Los médicos cubanos están en los lugares más difíciles como las favelas y la selva amazónica. Quisiera abrazar a cada médico que regresa a Cuba, porque el gobierno cubano no está dispuesto a vender los principios sagrados de la Revolución cubana», concluye el representante de los quince brasileños que estudian la carrera de medicina aquí en Matanzas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.