Las autoridades del municipio de Roth (Baviera, Alemania) suspendieron un evento anual navideño en que los niños cuelgan cartas, escritas a mano, con sus listas de deseos para Papá Noel en el árbol de Navidad en el centro de la ciudad, informó Die Welt.

La ceremonia fue cancelada a causa de la nueva ley de protección de datos de la Unión Europea, el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR), que entró en vigor el 25 de mayo pasado.

Los niños tienen que detallar tradicionalmente en sus cartas su nombre, edad y dirección para que Papá Noel sepa dónde entregar sus regalos. No obstante, en concordancia con el GDPR, las autoridades locales deben obtener un consentimiento por escrito de los padres de los 4.000 niños que participan habitualmente en el evento, dejando en claro que sus datos podrían compartirse con terceros.

La ciudad ahora está tratando de buscar otra solución para conectar a los niños y Papá Noel, pero sin la típica misiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.