Dos niñas venezolanas reciben quimioterapia en un hospital en Caracas, capital, 10 de abril de 2018. (Foto: AFP).

Venezuela advierte de que el bloqueo económico de EE.UU. en su contra atenta contra el desarrollo integral de los niños y adolescentes del país suramericano.

El secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Derechos Humanos de Venezuela, Larry Devoe, hizo esta denuncia el jueves en el primer conversatorio regional “En la ruta de la igualdad: 30 años de la Convención sobre los Derechos del Niño”, que se celebró hasta el jueves 29 en la sede central de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en Santiago de Chile.

El funcionario venezolano señaló que las medidas coercitivas de Washington han ocasionado más de 20 millones de dólares en pérdidas a Caracas por las operaciones de cambio de divisas realizadas ante la prohibición de usar el dólar estadounidense en sus transacciones.

Tal como señaló el jueves 8 de noviembre el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, Devoe dijo que las “unilaterales” medidas estadounidenses impiden transferir directamente a las cuentas de organismos internacionales los recursos para la compra de vacunas y medicamentos para la población infantil y juvenil, lo cual “atenta contra sus derechos y su desarrollo integral”.

Asimismo, informó que el Gobierno venezolano destina más del 70 % del presupuesto nacional a la inversión social y 54 % de ese monto es inversión pública dirigida a la niñez y la adolescencia, de acuerdo a la medición realizada en conjunto con el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

“Toda la política pública del Estado venezolano está enfocada en proteger a los sectores históricamente excluidos, especialmente a nuestros niños y niñas”, resaltó.

A mediados de noviembre, Maduro solicitó la intervención del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para que los venezolanos tengan acceso a fármacos y equipos médicos, bloqueados por las sanciones estadounidenses.

El Gobierno de Maduro ha denunciado en varias ocasiones que Washington ha activado una guerra económica, a través del desabastecimiento, la especulación y el acaparamiento, entre otras medidas.

La política de presiones de la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, contra Caracas tiene como fin desestabilizar al país bolivariano y facilitar un golpe de Estado, de acuerdo con denuncias de autoridades venezolanas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.