Inicio Latinoamérica y Caribe Celac, símbolo de paz e integración regional

Celac, símbolo de paz e integración regional

Como espacio para hacer frente a desafíos comunes, el ente regional aboga por una integración equilibrada y democrática

73
0

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, recordó ayer el séptimo aniversario de la creación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), organismo enfocado en fortalecer la integración regional.

«Hace siete años tuve el privilegio de formar parte, junto al Comandante Chávez, del nacimiento de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, CELAC. La integración de los pueblos libres será la consolidación de los sueños vigentes por la Patria Grande», escribió Maduro a través de un mensaje en la red social Twitter.

La integración regional y la defensa de la paz en América Latina y el Caribe fueron los principales mandamientos con los cuales fue constituida la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

La idea inicial para la concreción de este mecanismo intergubernamental surgió en febrero del 2010, durante la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, celebrada en Playa del Carmen, México.

Un año más tarde, durante la Cumbre de Caracas, quedó constituida definitivamente la CELAC, que celebró su primer certamen oficial en Chile, en enero del 2013.

En la creación del mecanismo de integración participaron 33 Estados latinoamericanos y caribeños. Sus principios desde su creación fueron el diálogo y la concertación política, el establecimiento de un ente articulador para trabajar en todo momento sobre la base del consenso y la defensa de la paz.

«Liberar a América Latina de la dominación de EE. UU. es uno de los objetivos por los que se creó la CELAC», dijo el presidente de Bolivia, Evo Morales, ante la IV Cumbre de la organización celebrada en Quito.

Han sido varios los logros de la organización, uno de ellos, la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz. La declaración, realizada por el General de Ejército Raúl Castro Ruz durante la II Cumbre de la organización, que tuvo lugar en La Habana, en enero del 2014, establece que la región latinoamericana y caribeña respetará los principios del derecho internacional, abogará por la solución pacífica de las controversias para desterrar el uso de la fuerza y cumplirá con la obligación de no intervenir directa o indirectamente en los asuntos internos de cualquier Estado. También, se compromete a observar la soberanía de las naciones, la igualdad de derechos y la autodeterminación, entre otros principios progresistas.

La CELAC ha constituido un freno considerable a las políticas hegemónicas de Estados Unidos y sus aliados europeos, símbolos de una civilización capitalista en decadencia económica y moral que agudiza las contradicciones políticas en el escenario mundial, y aunque también son muchos los desafíos futuros para la Celac, en el plano interno e internacional, esta iniciativa es una clara contribución al equilibrio de la comunidad internacional y al mejor funcionamiento de las relaciones entre los países, seriamente afectadas por las guerras imperialistas desatadas por Estados Unidos en diversas regiones del planeta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.