Aeropuerto de Madrid Barajas. Llega de Caracas una pareja de venezolanos, ella embarazada. La Guardia Civil los desvía hacia un control especial.

De inmediato el joven dice con cierto aire prepotente “Venimos de Venezuela” Y remacha con mas arrogancia aún: ” ¿Ud. sabe lo que pasa en Venezuela? No hay leche, no hay pan, no hay nada” (un tanto exagerado, pero se lo vamos a permitir)

El guardia le contesta, curiosamente, de manera bastante objetiva: “Algo sé porque lo he leído en los periódicos pero comprenderá Ud. que no es lo mismo”

“Venimos a solicitar asilo político ¿qué pasa? ¿nos van a devolver a Venezuela?”, despotrica el airado joven.

Responde el guardia: “Esas cuestiones no las llevamos nosotros. Los derivamos a los compañeros que tratan sobre la procedencia o no de conceder las peticiones de asilo”. Al día siguiente fueron devueltos a Caracas.

La pregunta es inevitable: ¿Quizás alguno de los miles y miles de africanos inmigrantes solicitan asilo político porque en África no hay pan, ni leche ni nada de nada porque Occidente se lo roba todo, y este sí que es un dato objetivo?

Ese muchacho aún no se ha enterado de que España a quienes concede asilo político, es a los políticos que sirven y representan a la oligarquía terrorista de Venezuela.

Él, en cambio, sólo representaba la arrogancia del idiota de clase media barata.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.