En el marco de una batalla legal entre Apple y la empresa de chips de EE.UU., Qualcomm, un tribunal de China ha prohibido la venta de varios modelos de iPhone.

La decisión judicial supone un importante revés legal para la tecnológica Cupertino, que apostó fuerte por el mercado chino para potenciar sus ingresos mientras se estancan las ventas a escala global. Los modelos que se verán afectados por esta orden cautelar del tribunal de Fuzhou (sureste del país) son el iPhone 6S, el iPhone 6S Plus, el iPhone 7, el iPhone 7 Plus, el iPhone 8, el iPhone 8 Plus y el iPhone X.

Qualcomm insiste en que busca proteger sus derechos de propiedad intelectual; además, pretende que Apple lo compense adecuadamente por el uso de su tecnología.

“Apple sigue beneficiándose de nuestra propiedad intelectual, mientras se niega a compensarnos”, dijo Don Rosenberg, vicepresidente ejecutivo y consejero delegado de la empresa.

Sin embargo, Apple salió de inmediato a replicar la versión de Qualcomm y aseguró que “todos los modelos de iPhone seguirán estando disponibles para nuestros clientes en China”.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.