Un pozo petrolífero en las zonas orientales de Siria.

El Ministerio de Defensa de Rusia aseguró el viernes que Estados Unidos permite el contrabando del petróleo desde las zonas en el este de Siria, ocupadas por las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) —principal aliado de Washington en el territorio sirio—, hacia Irak y Turquía, socavando así la recuperación económica de este país árabe.

“Las perspectivas de la recuperación de la economía siria se ven afectadas por el contrabando de hidrocarburos al exterior de Siria que se realiza con el consentimiento fáctico de EE.UU. desde zonas al este del Éufrates controladas por los estadounidenses”, dijo el portavoz de la Defensa rusa, Igor Konashenkov.

El alto mando militar ruso además recordó que la inteligencia militar rusa detecta con frecuencia envíos de petróleo desde las zonas al este del río Éufrates que están bajo el control de las FDS hacia los países vecinos de Siria y exigió a Washington que detenga el robo de los recursos naturales del país árabe.

Las fuerzas aliadas de EE.UU. en Siria controlan grandes zonas en el este y norte del territorio sirio, desde donde hay reportes que realizan contrabando de petróleo a los países vecinos para conseguir lucro. El Gobierno de Damasco considera a las zonas controladas por las FDS como zonas ocupadas.

Por otra parte, el Ministerio de Defensa de Rusia denunció a EE.UU. y sus aliados por la gran cantidad de víctimas civiles que han dejado sus ataques aéreos en las zonas en el este de Siria, provocando la muerte de al menos 1500 civiles solamente en los meses anteriores.

“En los últimos meses, los bombardeos de la [llamada] coalición liderada por EE.UU. [contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe)] han causado la muerte de al menos 1500 civiles”, afirmó el portavoz de la Defensa rusa.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.