El periodismo amarillo de ABC España

237

Gustavo de la Torre Morales.— Al líder afroamericano Malcolm X se le atribuye la cita: “Si no estáis prevenidos ante los medios de comunicación, os harán amar al opresor y odiar al oprimido”. Y nunca estuvo tan lejos de reflejar una gran verdad. Lamentablemente hoy en día, dentro del sector periodístico existe un fardo de cotillas, camuflados en trajes de “profesionales del periodismo”, prestos a la “divina” creación de intrigas, con el objetivo de apuñalar las verdades con dudosas versiones.

Por lo general, casi siempre, se le acuña a Goebbles la metodología de la mentira como guía en los medios para construir verdades absolutas; pero eso sería encubrir a William Randolph Hearst, cuando a finales del siglo XIX escribió a uno de sus enviados especiales, en Cuba: “por favor, quédate. Tú pon las ilustraciones y yo pondré la guerra”… y la guerra se hizo realidad con la intrusión de EE.UU. en el conflicto hispano-cubano (que por cierto, España tenía perdida la guerra). Pero no faltaron las líneas en los periódicos estadounidenses que justificaban la campaña bélica intervencionista con disfraz de libertad, mientras su real objetivo fue cercenar la independencia de la población cubana.

Curiosamente, en el 2006, el Diario ABC de España, en un artículo de José María García-Hoz, calificaba la anécdota de Hearst como un suceso que “pasará a la historia como el paradigma del periodismo amarillo: si no hay noticias, se provocan, y llegado el caso se inventan.” Pero este medio de “información” hace justo juego a la paradoja en mucho de los casos; ya que solo hay que saber discernir bien entre sus líneas para descubrir cómo habla de “democracia” y “derechos humanos”, mientras justifica las políticas antisociales y de recortes de la derecha española, con apología al franquismo y el aplauso al fascismo ultraderechista, xenófobo y machista.

Lo irónico es que el Diario ABC tanto engaña a sus lectores sobre la realidad de España, como también se dedica a mentir sobre la realidad de los pueblos latinoamericanos. ¿Cómo hablar de libertades cuando le hace galas al intervencionismo expansionista de EE.UU., Israel o Marruecos? Por supuesto, su filosofía es instalar telarañas para no dejar espacio al raciocinio humano y así alinearse al imperialismo: no sólo europeo, también al estadounidense y el sionista.

La nueva arremetida, desde este Diario, está en justificar las aberrantes sanciones del presidente Donald Trump contra Cuba, Venezuela y Nicaragua, simplemente porque el mandatario estadounidense sigue con la farsa de declarar dichos gobiernos “una amenaza para la seguridad nacional de EE.UU.”; incluso, se hace eco de las falsedades lanzadas por Luis L. Almagro Lemes, Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA, instrumento creado por el imperialismo yanqui para mantener el dominio sobre los países de América del Sur), quien se ha atrevido a decir que en Venezuela hay cerca de 46 mil torturadores cubanos, basándose en un informe presentado por el CASLA Institute, sin una prueba firme y basado solamente en la mera especulación: excusa para avalar la guerra mediática contra Cuba y Venezuela.

Cuba lo único que envía es personal médico, educacional y de asesoría deportiva; misiones donde ha acumulado una amplia experiencia de solidaridad y cooperación con otros pueblos.

Sin embargo, lo que no cuenta el diario ABC ni el Secretario de la OEA, es que los verdaderos torturadores, esbirros batistianos, fueron aquellos que huyeron del proceso revolucionario cubano, en 1959, para ser acogidos por EE.UU., y que muchos de ellos se pusieron al servicio de las dictaduras militares latinoamericanas sustentadas por los gobiernos estadounidenses, como las de Pinochet.

Entre esos criminales estuvo Luis Posada Carriles, culpable de la explosión del avión de cubana en Barbados, el 6 de octubre de 1976, y en centros turísticos de La Habana, donde falleció el turista Fabio Di Celmo, septiembre de 1997.

Además, ABC también esconde que entre sus colaboradores más asiduos está el criminal y agente de la CIA, Carlos Alberto Montaner, culpable de poner bombas incendiarias en tiendas y cines de La Habana, enmascaradas en cajetillas de cigarros, sentenciado por ello en 1961, reclutado por la CIA en abril de 1962, en Miami dirigió un periódico financiado por Fulgencio Batista, se alistó a la organización terrorista Movimiento de Recuperación Revolucionaria (MRR_dirigida por la Agencia Central de Inteligencia CIA), pasó por la Escuela de las Américas (antro de terror), apoyó la Operación Condor de la DINA y fue cómplice del terror del partido salvadoreño ARENA, autores del asesinato de Monseñor Arnulfo Romero, del sacerdote jesuita Ignacio Ellacuría, apóstol de la Teología de la Liberación, y de cinco de sus colegas; sin contar su vínculo con los intentos de asesinatos de líderes y diplomáticos cubanos.

Lo que no cuenta el Diario ABC es que este espécimen del terrorismo, fanático a los elementos más extremistas de la mafia cubano americana, contó con el apoyo del Partido Popular de José María Aznar y recibió amplios fondos de la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, para financiar campañas contra Cuba en el Parlamento europeo.

Sosteniendo vínculos estrechos con personajes que juegan con el terrorismo, no son pocas las líneas que el Diario ABC dedica a la guerra propagandística contra Cuba y demás países progresistas latinoamericanos, simplemente por ser calificados de “molestos”, porque no se dejan “torcer el brazo”. Pero más que defender la verdad, la línea editorial de ABC es vender una visión irracional y reaccionaria, es propagar la banalidad para obnubilar la conciencia y con ello sembrar colmillos en las personas.

No han sido pocas las veces que desde la embajada de Cuba en España se le ha requerido al Diario ABC para que detenga su animadversión y odio contra Cuba, que deje de ser vocero del coro de alineados con la política agresiva contra el proceso político escogido por el pueblo cubano.

Pero como bien dice la cita: “quien tiene sucia el alma, anda siempre retorciendo”. Algo muy natural en este Diario ABC España. No por gusto se llevó el 1er Premio al medio de comunicación más mentiroso contra Cuba, otorgado por la Coordinadora Estatal de Solidaridad con Cuba (CESC), durante la celebración del XIII Encuentro en la ciudad de Zaragoza, los días 12, 13 y 14 de Junio de 2015.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.