El ataque, dirigido contra un comandante local del grupo insurgente Talibán llamado Sharif Mawiya, se ha cobrado la vida a una veintena de personas, incluidos 12 menores y 8 mujeres, y ha provocado 15 heridos, informa la agencia británica Reuters, citando a Abdul Latif Fazli, miembro del consejo provincial de Kunar.

Una portavoz de la misión de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) liderada por EE.UU. en Afganistán asegura que, cuando se produjo la masacre, la Alianza no estaba bombardeando Kunar. No obstante, fuentes locales responsabilizan a las fuerzas extranjeras de este y de otros ataques en los que mueren principalmente civiles.

A principios de este mes en curso, otros 11 civiles afganos perdieron la vida en las operaciones nocturnas de las fuerzas estadounidenses y de la OTAN en la provincia oriental de Paktia.

El número de bajas civiles en Afganistán se ha multiplicado este año. Uno de los motivos es que las fuerzas extranjeras han intensificado sus operaciones aéreas para forzar a los talibanes a sentarse a la mesa de diálogo, pero como es evidente, o están fallando al elegir sus blancos, o los civiles son meras bajas colaterales

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.