Una decisión que tanto sorprende a los aliados como a los adversarios. Siguen las reacciones ante la decisión de EE.UU. sobre la retirada de tropas de Siria.

Este domingo, Siria, Francia, Turquía y el régimen israelí volvieron a reaccionar sobre la decisión del presidente de EE.UU., Donald Trump, de retirar los 2 mil soldados de su país desplegados en territorio sirio.

La decisión ha hecho saltar todas las alarmas en Tel Aviv. En un intento por calmar las aguas, el premier del régimen israelí, Benjamín Netanyahu, no descartó la posibilidad de que Israel intensifique sus ataques en Siria tras el repliegue de EE.UU.

Francia también reaccionó. El presidente galo, Emmanuel Macron, lamentó la decisión de Trump y dijo que un aliado debe ser confiable.

La iniciativa incluso sorprendió al propio Gobierno de Trump, al punto que renunciaron el secretario de Defensa, James Mattis, y el enviado especial de EE.UU. para la llamada coalición anti-EIIL, Brett McGurk.

Pero Turquía, por el contrario, elogió la iniciativa. Este domingo Trump y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, hablaron telefónicamente.

Según Ankara, los dos mandatarios coincidieron en la necesidad de evitar un vacío de poder en Siria. Trump escribió en su cuenta de Twitter que tuvo una larga y productiva conversación con Erdogan.

El Gobierno de Damasco califica la retirada de los soldados de EE.UU. como una huida. La asesora del presidente sirio, Bashar al-Asad, asegura que los estadounidenses huyeron de Siria porque los sirios resistieron.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.