EE.UU. planea desplegar el Sistema de Cohetes de Artillería de Alta Movilidad (HIMARS, por sus siglas en inglés) en la prefectura de Okinawa en Japón y realizar las primeras pruebas con estos lanzamisiles múltiples durante este año, según reporta el diario Sankei.

De acuerdo con el medio japonés, se pretende que los complejos utilicen misiles balísticos ATACMS (Sistema de Misiles Tácticos del Ejército de EE.UU.) capaces de atacar objetivos terrestres o marítimos en un radio de 300 kilómetros, un alcance 50 % mayor al de los sistemas japoneses actualmente en servicio.

El diario nipón precisa que el propósito principal del despliegue de estos lanzamisiles ligeros es contrarrestar a China, que bajo las condiciones actuales puede navegar cerca de algunas islas de Japón sin entrar en la zona de cobertura de sus sistemas de defensa.

Los sistemas HIMARS se destacan por su alto grado de movilidad: son complejos de 12 toneladas que se movilizan sobre ruedas y pueden ser transportados por vía aérea hasta localizaciones remotas, donde pueden efectuar operaciones breves para después ser llevados de vuelta a su punto de partida.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.