Lavrov advierte a Japón y reitera que las islas Kuriles son rusas

113
El canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, en conferencia de prensa, Moscú, 14 de enero de 2019.

Rusia endurece su posición frente a Japón y advierte que cualquier negociación sobre las islas Kuriles debe partir sobre la base de que son territorio ruso.

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, dijo el lunes que la soberanía sobre las islas Kuriles “no es negociable”, esta advertencia la hizo tras reunirse con su homólogo japonés, Taro Kono, para tratar de resolver el problema de la firma de un tratado de paz, pendiente desde el término de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

“La soberanía rusa sobre las islas no es tema a discutir, es parte del territorio de la Federación Rusa. Este es nuestro principio esencial y es difícil esperar cualquier progreso sobre otras cuestiones sin que se dé un paso en esta dirección primero por parte de Japón”, dijo Lavrov a la prensa, señalando que la Carta de las Naciones Unidas respalda la tesis de Moscú.

Rusia considera además “inaceptable” que Japón se refiera a las cuatro islas (Iturup, Kunashir, Shikotan y Habomai) como “territorios del norte”. “Seguimos manteniendo diferencias esenciales y no lo voy a ocultar, nuestras posturas han sido opuestas desde el principio. Pero la voluntad política de nuestros líderes para normalizar completamente las relaciones entre Rusia y Japón nos induce a impulsar el diálogo”, agregó Lavrov.

Esta declaración complica la situación del primer ministro japonés, Shinzo Abe, quien tiene programado visitar Rusia en pocos días. Abe había expresado recientemente sus esperanzas de que este año se lograran avances significativos para resolver la disputa y mencionó la posibilidad de un inminente cambio en el estatus de las islas. Tales declaraciones disgustaron a los rusos.

Durante una reunión mantenida el pasado noviembre en Singapur, el premier japonés y el presidente ruso, Vladimir Putin, acordaron acelerar el proceso de las negociaciones sobre la firma de un acuerdo de paz basándose en la declaración soviético-japonesa de 1956, según la cual Rusia admitió la posibilidad de devolver a Japón Habomai y Shikotan, dos de las cuatro islas Kuriles, una vez firmado el tratado de paz entre ambos países.

La soberanía de las Kuriles, situadas en el océano Pacífico, ha sido un punto de disputa entre Rusia y Japón desde el final de dicho conflicto bélico. Sin embargo, Tokio reivindica la soberanía de las islas y basa su demanda en el Tratado Bilateral de Comercio y Fronteras que firmó con Rusia en 1855.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.