Rusia no acordó con Francia y Alemania la presencia permanente de sus expertos en Kerch

28

Moscú, 22 ene (Sputnik).- Rusia no acordó con Francia y Alemania la presencia permanente de sus observadores en el estrecho de Kerch, declaró el vicecanciller ruso Grigori Karasin.

«En una reciente conversación con la canciller de Alemania (Angela Merkel), nuestro presidente (Vladímir Putin) habló totalmente de otra cosa: habló de una sola visita de expertos observadores de Alemania y Francia, que tomarían notas y luego informarían a sus Gobiernos», dijo Karasin a los periodistas, preguntado sobre la posición de Rusia sobre la idea de enviar a observadores franceses y alemanes al estrecho de Kerch para una misión permanente.

El diplomático ruso destacó que «ese fue el único acuerdo».

«No acordamos nada más», aseguró al agregar que «todo lo demás son inventos artificiales principalmente relacionados con politólogos, periodistas, etcétera».

Según informó días antes el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en la cumbre del Grupo de los Veinte (G20) en Argentina, celebrada el 30 de noviembre y el 1 de diciembre de 2018, Putin aceptó la propuesta de Merkel de enviar a especialistas alemanes y franceses al estrecho de Kerch para observar el paso de los buques en esa zona.

Sin embargo, Lavrov señaló que hasta el momento no se había realizado ninguna visita de esos observadores.

El 25 de noviembre, tres barcos de la Armada ucraniana violaron la frontera rusa al entrar en una zona provisionalmente cerrada del mar Negro y avanzaron hacia el estrecho de Kerch, que une los mares Negro y de Azov y separa la península de Crimea del resto del territorio ruso.

Las embarcaciones ucranianas realizaron maniobras peligrosas e hicieron oídos sordos a la exigencia de parar, por lo que fueron detenidas con sus 24 tripulantes.

Moscú calificó la incursión ucraniana de provocación y denunció que Kiev violó las normas fundamentales del derecho internacional, mientras que los guardacostas rusos actuaron en conformidad con la ley.

Tras ese incidente las autoridades ucranianas impusieron la ley marcial en diez provincias del país por 30 días.

Crimea se escindió de Ucrania y volvió a ser parte de Rusia tras celebrar un referéndum en el que la mayoría aplastante de los votantes, más del 96 por ciento, avalaron esta opción.

Rusia ha subrayado en reiteradas ocasiones que la reincorporación de Crimea se llevó a cabo de conformidad con las leyes internacionales y la Carta de las Naciones Unidas. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.