El ingreso a territorio venezolano de tres periodistas de la Agencia EFE, vía Colombia, provocó las sospechas de las autoridades. Dado que esa frontera está siendo utilizada por mercenarios para acceder al país, fueron retenidos durante unas horas para comprobar su identidad, y en ese tiempo la prensa del régimen borbónico saltó a pedir “libertad” de expresión. Incluso Iglesias no quiso quedarse atrás. Le respondieron con contundencia.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.