El líder social indígena Alexánder Cunda fue asesinado a balazos en una zona rural de El Progreso, en el norte del departamento Cauca (Colombia).

Según informaron testigos del hecho, un grupo desconocido de hombres armados lo atacó sin mediar palabra, disparándole al menos tres veces en la cabeza.

El fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez, reconoció en enero pasado que, de acuerdo a un informe del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se registraron un total de 238 asesinatos de líderes sociales y defensores de los derechos humanos verificados desde la firma de los Acuerdos de Paz entre el Gobierno de Colombia y la desmovilizada guerrilla de las FARC.

Sin embargo, organizaciones sociales y de derechos humanos de Colombia sostienen que son muchos más. El pasado miércoles, realizaron una concentración en la Plaza de Bolívar, en Bogotá, para pedir el fin de los asesinatos de líderes sociales en Colombia. Allí colocaron 480 cruces, una por cada víctima, según consideran, desde la firma del pacto.

La actividad fue convocada por el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (MOVICE) y otras 127 organizaciones, quienes exigieron el esclarecimiento de los hechos.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.