Participa Presidente cubano en el balance del Ministerio de la Construcción. Foto: Marcelino Vázquez Hernández / ACN.

Miguel Díaz-Canel, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, llamó a que a partir de este año se marque la diferencia en la construcción de viviendas, “el problema social más complejo que presenta el país”.

Se trata de una de las cosas que más espera la población, dijo el mandatario al intervenir en el balance de los resultados del Ministerio de la Construcción (MICONS) en 2018, al cual asistieron el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés, vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros; Ulises Guilarte, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba, y representantes de organismos.

Díaz-Canel calificó de exacta la Política de la Vivienda aprobada en el país y aseveró que ahora se precisa “hacerla cumplir”. Para ello, es clave primeramente incrementar la producción local de materiales de la construcción, “con la meta de que en un día cada municipio tenga capacidad para producir los materiales necesarios para construir una vivienda”, argumentó.

El Presidente cubano añadió que siguiendo tales ritmos se lograría en 10 años un impacto favorable.

De acuerdo con el informe del MICONS, al cierre del año pasado se terminaron por el sector estatal y la población 30 mil 437 casas, 8 mil 610 más que en 2017.

El plan de terminación de viviendas por el sector estatal se cumplió al 97%, al concluirse 15 mil 899. Mientras que por esfuerzo propio la población terminó 14 mil 538, de ellas el 49% corresponde a células básicas habitacionales mediante el otorgamiento de subsidios y el 51% por otras vías, créditos y pagos en efectivo.

Persisten deficiencias en lo referente a la preparación técnica de las obras, control de la calidad, cumplimiento de los cronogramas de terminación, ejecución del presupuesto y calidad de la información. Además, no se logra detener la fluctuación de la fuerza especializada hacia otros sectores.

En otro momento de su intervención, Díaz-Canel destacó la importancia del sector de la construcción, al estar involucrado en todos los programas estratégicos del país. “Para desarrollarnos hay que incrementar las inversiones, lo cual depende de la producción de materiales de la construcción”, expresó.

Subrayó la necesidad de velar por una cultura del detalle. “Una de las problemáticas que tenemos es que la calidad nos falla. A veces hacemos esfuerzos organizativos, de convocatoria, constructivos, y luego las cosas quedan mal. La chapucería hay que eliminarla. Cuando las obras se entregan debe hacerse con la calidad requerida”.

El Jefe de Estado insistió en fortalecer la batalla contra la corrupción en las entidades. En ese sentido, se refirió a la violación en determinadas inversiones de los índices de consumo. “Cuando esto ocurre hay pie para el robo y las ilegalidades”.

También habló de ejecutar inversiones con mayor eficiencia, así como eliminar trabas que demoran los procesos. “Hay que normar lo necesario y controlar más. A veces normamos tanto y luego no sabemos cómo controlar”.

Por más control y organización…

Francisco Díaz, presidente del Grupo Empresarial de Materiales de Construcción, informó que este año se prevé producir un millón 670 mil toneladas de cemento. En 2018 este indicador cerró al 96%, con un millón 600 mil toneladas.

Según el informe, el pasado calendario las ventas de cemento al Ministerio de Comercio Interior se cumplió en todas las provincias. Las 416 mil 458 toneladas reportadas representan el nivel más alto desde el inicio del programa en el año 2011.

De acuerdo con Díaz, en Cuba el coeficiente de disponibilidad técnica de los equipos para la producción de materiales de la construcción es del 75%, no obstante solo se utiliza el 28% de ellos. “Hay equipos listos para trabajar y que no se emplean”.

Citó entre las causas la falta de organización en algunos lugares.

En el encuentro, René Mesa, titular del MICONS, también alertó sobre este asunto. Expresó que en ocasiones las dificultades no tienen que ver con falta de recursos, sino con problemas organizativos y de dirección.

En palabras del ministro, un tema que requiere atención son los mandos intermedios. En la actualidad hay brigadas o centros que carecen de cuadros preparados, y estos son los que deciden la terminación correcta de las obras.

Precisamente con el objetivo de lograr una mayor calidad de los graduados universitaritos y garantizar la superación profesional de los cuadros y especialistas, el MICONS ha fortalecido sus relaciones de trabajo con el Ministerio de Educación Superior y con la Enseñanza Media.

Miguel Díaz-Canel, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y el Comandante de la Revolución, Ramiro Valdés, en el balance del sector de la Construcción. Foto: Marcelino Vázquez Hernández / ACN.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.