Katie Bouman MIT CSAIL on Twitter

Este 9 de abril todo el mundo fue testigo de la presentación de la primera foto de un agujero negro, que se convirtió en un «hito en la astronomía».

Varias conferencias de prensa tuvieron lugar simultáneamente en Washington (EE.UU.), Bruselas (Bélgica), Lyngby (Dinamarca), Santiago de Chile, Shanghái (China), Taipéi (Taiwán, China) y Tokio (Japón) para divulgar un «resultado de impacto» del proyecto Telescopio del Horizonte de Sucesos (EHT, por sus siglas en inglés), que tuvo como objetivo observar directamente el entorno de un agujero negro con el uso de una red global de telescopios.

La hazaña fue posible gracias al trabajo de una investigadora, que durante su estudio en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) estaba trabajando en el desarrollo de un algoritmo para «ver lo invisible».

«Hace 3 años la estudiante de posgrado Katie Bouman lideró la creación de un nuevo algoritmo para producir la primera imagen de un agujero negro. Hoy dicha imagen fue publicada», reza un mensaje del MIT en su cuenta de Twitter.

En el 2016, al describir el proyecto en cuestión, Bouman precisó que para realizar dicho trabajo es necesario «un telescopio del tamaño de la Tierra». Sin embargo, los especialistas lograron captar el objeto espacial al recolectar los datos de los radiotelescopios que se encontraban en todo el planeta y unirlos en una imagen conjunta usando el algoritmo, desarrollado por Bouman.

Aparte de ser la autora del algoritmo, la científica también llevó a cabo una serie de pruebas para confirmar que la foto no fue el resultado de un fallo técnico, informa The Guardian.

«Observando con incredulidad, mientras que la primera imagen de un agujero negro que he tomado estaba en proceso de ser reconstruida», afirmó la investigadora en su cuenta de Facebook, al publicar una foto suya mirando la transmisión en vivo.

¿Qué se ve en la imagen?

«Hemos visto lo que pensábamos que no era visible. Hemos visto y tomado una foto de un agujero negro», anunció el líder del proyecto EHT, Sheperd Doeleman.

«La imagen muestra un anillo brillante formándose mientras la luz se curva en la gravedad intensa alrededor de un agujero negro que es 6.500 millones de veces más masivo que el Sol», escribió la página de Twitter del proyecto EHT en la publicación de la histórica imagen. La región oscura central, a su vez, es la sombra del agujero negro.

El astrónomo dice que el resultado obtenido habría sido considerado «imposible hace solo una generación», y agregó que los avances en tecnología de la última década han permitido a los investigadores «ver lo invisible».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.