EE.UU. y Paraguay prometen aplicar máxima presión en contra del presidente Nicolás Maduro y forzarlo a que deje el poder a través de apoyos a los golpistas.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, dijo el sábado desde Asunción, capital paraguaya, a donde llegó en el marco de una gira por Sudamérica, que ve a Paraguay “como un socio” para aislar al Gobierno de Maduro y restablecer la “democracia” en el país bolivariano.

Allí se reunió con el presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, y el canciller, Luis Alberto Castiglioni. Igual que otros responsables estadounidenses que condicionan la “restauración de la democracia” con el derrocamiento de Maduro, Pompeo afirmó que la vuelta de la democracia al país requiere un “trabajo en equipo”.

El máximo diplomático norteamericano reiteró también el apoyo de Washington y sus aliados al jefe golpista venezolano, Juan Guaidó, quien se autoproclamó “presidente interino” de Venezuela con el apoyo de EE.UU.

Castiglioni, a su vez, aseguró que Paraguay seguirá siendo firme en su política de “aislar completamente” al Gobierno de Maduro y no darle “ni una pizca de oxígeno”, con el objeto de hacer que retroceda.

“La intención es seguir con el trabajo de aislar completamente al régimen, que no tenga ni una pizca de oxígeno”, expresó el jefe de la Diplomacia paraguaya, diciendo que él y Pompeo acordaron seguir esforzándose con otros países de la zona para reforzar la alianza antivenezolana.

El secretario de Estado norteamericano comenzó su periplo el viernes con una visita a Chile. Perú y Colombia son otros destinos de sus viajes. Esta gira se produce pocos días antes de la próxima reunión del Grupo de Lima, prevista para el 16 de abril, que volverá a tener como eje central la situación en Venezuela.

Caracas denuncia que enfrenta un golpe de Estado continuado, con Juan Guaidó al frente y el apoyo omnímodo de EE.UU. y los países que integran el Grupo de Lima. Recientemente, Washington ha emprendido una cruzada abierta contra Maduro, que incluye una intervención militar y el rechazo de una solución dialogada como proponen las autoridades venezolanas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.