Miles de sudaneses protestaron el lunes ante los intentos de las fuerzas de seguridad de expulsar a los manifestantes que desde el pasado 6 de abril acampan frente a la sede del Ministerio de Defensa.

Medios locales reportaron que los militares rodearon la instalación con tractores para retirar las barricadas de metal y de bloques de cemento.

Los manifestantes siguen en las calles en demanda de una rápida transición al gobierno civil por parte del consejo militar que gobierna el país, tras la dimisión del presidente Omar al Bashir la semana pasada.

Dicho consejo nombró al coronel general Hashem Muttalib como jefe de personal del Ejército en respuesta al clima de tensión vigente, reportó el portal Asharq Al Ausat.

Mientras tanto, el principal grupo promotor de las movilizaciones, la Asociación de Profesionales de Sudán, llamó nuevamente a los ciudadanos a que se sumen a la sentada.

La organización reclamó a los militares que den paso a un gobierno civil para liderar la transición.

El jefe político del consejo, Omar Zeinalabdin, declaró que las autoridades militares “no impondrán nada al pueblo” y aspiran a crear una atmósfera facilitadora del entendimiento, según la agencia local de noticias SUNA.

La acampada frente al complejo militar del Ministerio de Defensa, que alberga la sede del servicio de Inteligencia y la residencia presidencial, comenzó el 6 de abril tras cuatro meses de protestas contra el Gobierno.

Sobre Al Bashir, quien llegó al poder a través de un golpe militar en 1989, pesan dos órdenes internacionales de captura por genocidio -una de 2009 y otra de 2010-, crímenes de guerra y contra la humanidad en la región de Darfur, entre 2003 y 2008.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.