Un nuevo estudio revela que cada día unas 7500 personas mueren debido a enfermedades y accidentes laborales, aunque la cifra actual podría ser mayor.

Según informó el sábado el rotativo español Expansión un estudio realizado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) revela que cada año 374 millones de personas sufren accidentes laborales, una causa por la que diariamente mueren cerca de 1000 en todo el mundo.

A esta cifra, afirma, hay que sumarle otra no menos impactante: la de los 6500 fallecidos que las denominadas enfermedades profesionales se cobran cada 24 horas. Así las cosas, y ateniéndose a los últimos datos disponibles, el documento indica que en 2017 se perdieron 2.78 millones de vidas por motivos atribuibles al trabajo.

Entre las razones que inciden directamente en estas estadísticas se encuentra el exceso de trabajo (esto es, una dedicación de 48 o más horas semanales al ámbito profesional), una situación que afecta a un 36 % de la población. Esto se debe, sobre todo, a la hiperconectividad: “estar siempre pendiente del teléfono o del correo electrónico perjudica nuestra salud mental”, destaca el documento.

“Cada vez se dispone de más medios para pedir una mayor entrega al personal, que, en consecuencia, no tiene tiempo para descansar, tener otras ocupaciones o dedicarse a sus actividades de ocio”, añade.

Junto a los efectos nocivos de la digitalización, otros factores que determinan el surgimiento de nuevos riesgos en este ámbito son la demografía (por ejemplo, el envejecimiento de la población), o el cambio climático (contaminación, temperaturas extremas).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.