Asciende a 290 el número de víctimas mortales en los ocho atentados con explosivos en Sri Lanka, el peor episodio de violencia en ese país desde hace una década.

La Policía de Sri Lanka ha confirmado este lunes que 290 personas perdieron la vida debido a las explosiones simultáneas que sacudieron el domingo diferentes partes del país.

Ha afirmado también que 500 personas resultaron heridas en los atentados contra hoteles de lujo e iglesias de la isla durante la celebración del Domingo de Resurrección, el día más importante de los ritos de la Semana Santa. Previamente se informó de la muerte de 207 personas, 35 extranjeros incluidos, conforme a las fuentes policiales esrilanquesas.

La Policía ha arrestado a 13 sospechosos en relación con los atentados en Colombo, la capital, pero el medio esrilanqués Ada Derana ha anunciado que el número de arrestados ha ascendido a 24 individuos.

Las autoridades han informado también sobre el hallazgo de una bomba artesanal en una vía de acceso al aeropuerto de Colombo, que sigue abierto pero bajo fuertes medidas de seguridad. “Era una bomba casera, con explosivos colocados dentro de un caño”, explica una fuente policial.

Hasta el momento, ningún grupo ha reivindicado los atentados. El Ministerio de Educación ha ordenado el cierre de todas las escuelas durante los días lunes y martes.

Diferentes países han condenado los ataques, dos de ellos perpetrados por suicidas, según confirman las fuentes locales.

Irán ha alertado de que el terrorismo es una amenaza global sin religión y se le debe hacer frente a nivel global.

Los Gobiernos de China, Corea del Sur y Japón, por su parte, han transmitido sus condolencias al Gobierno y el pueblo de Sri Lanka.

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, se ha manifestado “indignado” por los ataques y urge a que “los responsables de los mismos sean llevados rápidamente ante la Justicia”.

Sri Lanka, con una población de 21 millones de habitantes, es un país mayoritariamente budista, pero también cuenta con unos 1,2 millones de católicos. A raíz de lo ocurrido, todos los festejos relacionados con la Pascua han sido cancelados en este país ubicado en pleno golfo de Bengala.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.