lunes, septiembre 28, 2020
Enlace externo

Libertad para Santrich

Noticias populares

Milicia mercenaria de Washington secuestra a jóvenes en provincia de Hasakeh

Hassakeh, Reqqa, SANA.— La autoproclamada milicia separatista FDS apoyada por las tropas de ocupación estadounidenses, secuestró a un número...

Vacunas rusas llegarán próximamente a Venezuela

Caracas, Distrito Capital. –En el mes de octubre o principios de septiembre llegan a Venezuela las primeras vacunas de...

Ejército ruso incrementa su presencia en el noreste de Siria

Un número de militares rusos han sido vistos dirigiéndose desde Latakia a la gobernación de Al Raqqa esta semana,...

Benedicto González M.
@BenedictoFARC

Santrich es un prisionero político sin términos procesales y sin garantías políticas y físicas. Contra él se ha descargado todo el odio de la clase política gobernante, sometiéndolo a vejámenes y humillaciones con el propósito de destruir su moral inquebrantable; al mantenerlo encarcelado, se encarcelan también las esperanzas de paz para Colombia.

El pasado 9 de abril se cumplió un año de la captura ilegal y del montaje judicial fraguado por la Fiscalía General de Néstor Humberto Martínez y el gobierno de los Estados Unidos para sabotear el acuerdo de paz de La Habana.

La JEP se ha dado “el lujo”, -cediendo a las presiones políticas de sus enemigos- de funcionar sin términos, lo cual para el caso de Santrich, se traduce en prolongar su presidio. Durante el proceso en su contra se han producido hechos insólitos, vale decir que ninguno a favor de sus derechos y garantías.

El más “memorable”, la pérdida de la carta enviada por la sección de revisión de la Jurisdicción Especial al Departamento de Justicia de los Estados Unidos a través del Ministerio de Justicia, donde se le notifica la apertura de la etapa probatoria; es sabido por declaraciones de la ministra de Justicia de Colombia que la carta enviada por 4-72 terminó supuestamente extraviada en Panamá.

La JEP, en una muestra de generosidad y flexibilidad con el gobierno gringo, reabre la fase probatoria lo cual constituye una flagrante violación al debido proceso. No obstante, el gobierno Trump no presenta una sola prueba, tampoco el fiscal Martínez, pero el encarcelamiento de Santrich se prolonga un mes más por cuenta de la artimaña de la ministra.

El 11 de marzo se cerró la etapa de los alegatos de conclusión y a partir de esa fecha debían correr diez días para fallar de fondo. A falta de pruebas, la defensa de Jesús Santrich y la campaña #SantrichLibre, esperamos que la decisión de la JEP se produzca en tres sentidos: desestimar el Indictment como prueba, otorgar la garantía de no extradición y por último ordenar la libertad. Demostrado está que contra Santrich hay un proceso político y no jurídico, sin dudas el fiscal Martínez y el embajador Whitaker planean nuevos montajes, contra Santrich, contra la JEP y contra los amigos del acuerdo de Paz, como lo demuestran los recientes episodios que buscaron enlodar al senador Iván Cepeda.

Los medios especulan que la JEP está próxima a tomar la tan esperada decisión. La pregunta que desde este medio le hacemos al gobierno Duque y al fiscal Martínez es si: ¿respetarán lo que decida la Jurisdicción Especial de Paz, aun si esta incluye la libertad de Santrich?

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

“Dios los cría y el diablo los junta”

Sergio Rodríguez Gelfenstein.— Hace ocho años, en marzo de 2012, escribí un artículo titulado “El conflicto árabe-israelí. Una falacia imperial”. En dicho texto exponía...

Le puede interesar: