Siria solicitó el miércoles a Naciones Unidas detener el proceso de colonización del territorio del Golán ocupado por parte del régimen de ‘Israel’ a través de asentamientos ilegales y expolio de tierras a los pobladores.

En ese sentido, el Ministerio sirio de Relaciones Exteriores y Expatriados envió sendas cartas al secretario general de Naciones Unidas y al Consejo de Seguridad y en las que se expresa el respaldo a la resistencia de los ciudadanos que se oponen a tales medidas.

Las misivas señalan que debe exigirse a ‘Israel’ cesar esas políticas y las represiones contra la población en ese territorio, ocupado ilegalmente desde 1967 a pesar de resoluciones contrarias emitidas por la ONU.

Desde 1967, el régimen sionista ocupó mil 200 kilómetros cuadrados de los mil 800 que comprenden las Alturas del Golán, pertenecientes a la provincia siria de Quneitra y a unos 60 kilómetros al sureste de Damasco.

A partir de esa fecha, de acuerdo con documentos publicados con amplitud, ‘Israel’ obligó al desplazamiento de más de 160 mil habitantes originales de la región y destruyó y ocupó la tierra de los habitantes de 130 villas y 112 granjas rurales.

El Gobierno de Tel Aviv impuso además una política de colonización forzada y trasladó hacia la zona a 19 mil colonos judíos en más de 90 asentamientos, tras la usurpación de tierras a los pobladores sirios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.