Tropas de EE.UU. ingresan a un avión que los llevará a una base en Irak.

Una universidad del Ejército de EE.UU. publica un informe que compila una serie de casos de injerencia extranjera, en los que está la mano del Pentágono.

Will Irwin, veterano de las Fuerzas Especiales del Ejército estadounidense, describió en un informe de 250 páginas, titulado “Apoyo a la Resistencia: Propósito Estratégico y Efectividad”, 47 casos desde 1941 hasta 2003, en los que Washington apoyó los esfuerzos para presionar, socavar y derrocar gobiernos en todo el mundo.

“Este trabajo servirá como referencia en los movimientos de resistencia, en beneficio de la comunidad de operaciones especiales y su liderazgo civil”, indica el informe publicado esta semana por la Universidad de Operaciones Especiales Conjuntas de EE.UU., si bien, aclara que los puntos de vista del estudio “son completamente los del autor”.

Entre los casos incluidos figuran la asistencia a los partisanos durante la Segunda Guerra Mundial, el respaldo a las fuerzas anticomunistas durante la Guerra Fría y las operaciones en Afganistán e Irak, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 (11S).

Sin embargo, el documento señala que los numerosos golpes de Estado, orquestados por Washington de los últimos 70 años, “no fueron incluidos en este estudio, porque no involucraban movimientos de resistencia legítimos”.

Entre los casos no recopilados se encuentra el golpe de Estado de 1953 en Irán —conocido como la ‘Operación Ajax’ en los archivos de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés)— que terminó en el derrocamiento del primer ministro persa Mohamad Mosadeq, elegido democráticamente.

El autor divide los casos en tres categorías principales de apoyo a la resistencia: desestabilización, coerción y cambio de régimen. El informe evidencia que “desde 1940 hasta el presente, casi el 70 por ciento de las operaciones de resistencia se llevaron a cabo con fines de desestabilización”, mientras que los otros casos “se dividieron de manera equitativa entre la coerción y el derrocamiento”.

Además, desglosa el total de casos estudiados en 23 “exitosos”, 20 “fracasos”, 2 “parcialmente exitosos” y otros 2 “no concluyentes, estos últimos ocurridos durante la Segunda Guerra Mundial.

La interferencia de Washington en los asuntos internos de otros países sigue hasta el momento y con más fuerza desde la llegada de Donald Trump a la Presidencia de EE.UU. Entre ellos, el Gobierno de Venezuela acusa a la actual Administración estadounidense de apoyar un golpe de Estado en su contra. En otro frente, diversos países alertan de los movimientos de Washington para desestabilizar la región de Oriente Medio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.