Bajo el lema «Un corazón en lugar de odio» varios miles de Antifascistas se movilizan en Hildesheim (Alemania) contra un acto fascista. Gran presencia de aparato represivo.

En el Estado español, estos actos que en Alemania se han realizado miles y llevan realizándose décadas son perseguidos, llegando a acusar a los propios Antifascistas de cometer un ‘delito de odio’.

La prostitución del termino ‘delito de odio’ en el Estado español es aberrante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.