La guerra imperialista se desarrolla tanto en el espacio real como en el virtual, pero en la medida en que el primero depende del segundo, internet adquiere un protagonismo cada vez mayor.

En el espacio virtual los tanques y los cañones se llaman virus y para destruir cualquier istalación ya no es necesario disparar y destruir sino que basta con introducir un virus en el sistema informático quel que depende.

Lo mismo que en los organismos biológicos, los virus informáticos también tienen su contrapartida dialéctica, que son sus anticuerpos. Como en cualquier batalla, los primeros atacan; los otros se defienden de los anteriores.

Así, junto a las guerras convencionales han aparecido las ciberguerras porque internet lo inventaron los militares con esa finalidad, que es la suya propia: la guerra.

En 2010 Israel paralizó una central nuclear iraní gracias al virus Stuxnet y ahora los iraníes se defienden. Rusia ha preparado su espacio virtual contra el bloqueo y las agresiones informáticas procedentes de Estados Unidos e Irán ha hecho lo propio, según dijo el jueves el ministro de Comunicación, Mohammad Javad Azari-Jahromi.

Han desarrollado aplicaciones para proteger su ciberespacio de ataques, como los que lleva a cabo el virus Stuxnet en 2010.

El nuevo programa informico iraní evitará la repetición de los daños causados por los virus que antes atacaban el complejo militar-industrial de su país.

“Los científicos universitarios iraníes han desarrollado un cortafuegos para los sistemas de automatización industrial con el fin de neutralizar el sabotaje industrial como el causado por Stuxnet en las redes eléctricas, y ha sido probado con éxito”, dijo Jahromi.

El virus Stuxnet fue descubierto en 2010 y, según se informa, fue desarrollado conjuntamente por los servicios de inteligencia de Estados Unidos e Israel. Ha penetrado en el programa nuclear del Irán y ha saboteado parte de sus procesos de enriquecimiento acelerando sus centrifugadoras.

El pasado mes de noviembre, Jahromi acusó a Israel de llevar a cabo un ciberataque dirigido a “dañar la infraestructura de comunicaciones de Irán”.

Más información:
– Unidad 8200: el espionaje electrónico israelí queda al descubierto
– Internet es un nido de espías

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.