Buenos Aires, 22 may (Prensa Latina) La Central de Trabajadores de Argentina (CTA) expresó hoy su absoluto rechazo a la nueva embestida del Gobierno de Estados Unidos contra Cuba a través de la activación del Título III de la Ley Helms-Burton.

En un comunicado firmado por su secretario general, el también diputado Hugo Yasky, y por el secretario de relaciones internacionales, Roberto Baradel, esa colectividad resalta cómo la decisión de esta normativa agrava, aún más, el genocida bloqueo comercial, económico y financiero impuesto contra la isla hace 60 años.

El verdadero objetivo es incrementar las políticas de cerrojo que se aplican contra Cuba para destruir el proceso revolucionario, independentista y solidario triunfante desde el primero de enero de 1959, subraya en el texto la CTA.

Asimismo, señala que la ley -que tiene un carácter extraterritorial- fundamentalmente desconoce el proceso de nacionalización de activos llevados adelante por la Revolución Cubana luego de su triunfo.

‘Latinoamérica y el Caribe no serán jamás el patio trasero de Estados Unidos, y Cuba seguirá siendo el faro que ilumine el camino a seguir, un camino de independencia, solidaridad e integración en el marco de la autodeterminación de los pueblos’, agrega.

La CTA expresó su total rechazo a toda acción injerencista contra sistema democrático y estado de derecho de intervenir en la vida política de otros países, siendo un acto hostil que representa un ataque al derecho internacional y a la soberanía de Cuba.

Desde el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, hasta el movimiento argentino de solidaridad con Cuba y los jóvenes de esta nación graduados en la isla han repudiado la decisión estadounidense que pretende, una vez más, asfixiar a la mayor de las Antillas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.