El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif.

“Si la comunidad internacional permite que estas medidas (sanciones) continúen, el control mundial pasaría a manos de quienes no creen en las leyes”, ha pronunciado el ministro iraní de Asuntos Exteriores sobre los embargos impuestos por EE.UU. contra Irán y China al llegar a Islamabad (capital de Paquistán), .

De esta manera, Zarif ha resaltado la necesidad de que no solo los países vecinos y regionales, sino que todo el mundo tome medidas prácticas para detener el enfoque agresivo del país norteamericano, acciones a favor de su propio beneficio y de la seguridad mundial.

En el caso concreto de Irán, EE.UU. le impuso desde el año pasado varias sanciones en muchos sectores —luego de su salida del acuerdo nuclear, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)— y desde entonces ha presionado, aunque sin éxito, a otros países para que corten sus lazos económicos y comerciales con Teherán.

La República Islámica, por su parte, ha asegurado que el “terrorismo económico” de Washington contra el país supone un “acto de guerra” y es condenado a fracasar.

En su visita a Islamabad, el jefe de la Diplomacia persa tiene planeado reunirse con altos cargos de Islamabad, entre ellos el primer ministro, Imran Jan, y el canciller Shah Mahmud Qureshi. En este contexto, Zarif ha resaltado la política de Teherán de vincular lazos con los vecinos para asegurar la paz en la región.

“En la situación actual en la que nuestra región está experimentando condiciones muy difíciles y se están llevando a cabo acciones peligrosas en nuestra región, se necesitan consultas con los países vecinos y el viaje se ha realizado en esta dirección”, ha precisado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.