Por Ilsa Rodríguez Santana

Pretoria, 11 jun (Prensa Latina) El veterano luchador antiapartheid Ronnie Kasrils condenó hoy a la administración del presidente estadounidense Donald Trump por sus nuevas agresiones contra Cuba, que calificó de acto beligerante que amenaza la santidad del libre mercado en el mundo.

Esta es otra acción desesperada que será rechazada por ‘el heroico pueblo cubano y reforzará la solidaridad mundial con ese país’, expresó el exministro sudafricano de Seguridad del Estado (2004-2008) en declaraciones a Prensa Latina.

Sus comentario estuvieron referidos a la aplicación por la administración de Trump del capítulo III de la Ley Helms Burton, que agudiza las sanciones contra la Isla.

El gobierno de Trump continúa amenazando el progreso y la paz al intervenir en los derechos soberanos de Cuba y utiliza medidas contra productivas de embargo y sanciones en un intento de hacer cumplir su voluntad, expresó.

El exdirigente sudafricano aseguró que la humanidad ha estado al lado de Cuba y su pueblo en los 46 años del establecimiento de la ley Helms Burton y del bloqueo vigente desde los primeros años de la Revolución ‘que convirtió a los cubanos en dueños de su propio destino y proseguirá brindando ese respaldo’.

Activo luchador contra el régimen del apartheid, Kasrils integró desde la década de 1960 el Partido Comunista y Congreso Nacional Africano (ANC) y fue uno de los fundadores del brazo armado de ese movimiento de liberación conocido como el Umkhonto we Sizwe, cuyo comando central en la región de Natal encabezó en 1963.

Desde la llegada de la democracia a Sudáfrica en 1994, con la eliminación del régimen de segregación racial, Kasril ocupó diversos cargos públicos, primero como viceministro de Defensa durante el gobierno de Nelson Mandela y posteriormente al frente de los ministerios de Recursos Hidráulicos y de Inteligencia hasta 2008.

Guionista, director de cine y autor de varios libros sobre poesía y política, incluyendo la autobiografía Armado y Peligroso, Kasrils era miembro del Comité Ejecutivo Nacional del ANC y del Comité Central del Partido Comunista de Sudáfrica al retirarse en 2007.

La reciente entrada en vigor del capítulo tercero de esa legislación estadounidense, que no había sido activada desde su firma por el expresidente Bill Clinton en 1996, refuerza la agresión contra Cuba con la inclusión de la posibilidad de reclamos desde EE.UU. de propiedades nacionalizadas hace 60 años, entre otras acciones de presión.

Las agresiones de Estados Unidos contra Cuba se remontan desde el triunfo de la Revolución en 1959 y las medidas económicas fueron reforzadas en 1992 con la llamada Acta para la Democracia Cubana, conocida como ley Torricelli, y cuatro años más tarde por la Helms-Burton.

Estas nuevas acciones desde Washington frenan los tímidos avances de acercamiento entre los dos países desde el restablecimiento de relaciones diplomáticas en 2014 al limitar las remesas de los cubanos residentes en Estados Unidos, prohibir la visita de norteamericanos a esa nación caribeña y suspender la llegada de cruceros.

Las sanciones económicas, comerciales y financieras de Estados Unidos son analizadas cada año en la Asamblea General de la ONU, que aprueba por mayoría casi absoluta (con excepción de EE.UU e Israel) una resolución en contra de ese bloqueo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.