Putin insiste en acabar con feudos terroristas en Idlib, Siria

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, considera un imperativo la eliminación de los últimos feudos terroristas en la provincia siria de Idlib (noroeste).

37

Putin ha destacado este sábado la importancia de expulsar a los terroristas de su último mayor feudo en Siria, Idlib, para que el país árabe posibilite el retorno de todas las poblaciones desplazadas, reactive su economía y reconstruya las infraestructuras severamente dañadas tras más de ocho años de guerra.

“Existen varios focos de agrupaciones terroristas en Siria y hay que acabar con ellos”, ha dicho el mandatario ruso en declaraciones ofrecidas en una rueda de prensa al margen de 14.ª cumbre del Grupo de los 20 países más industrializados (G-20) en Osaka (Japón).

No obstante, ha asegurado que el Gobierno sirio y sus aliados tienen “bajo control” la situación en Idlib, que se trata del último bastión de los grupos terroristas y armados en Siria, especialmente del Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham).

Putin se ha referido, asimismo, al encuentro con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, al margen de la cumbre del G-20, donde han abordado diferentes temas, incluida la situación de Idlib.

Rusia mantiene un diálogo permanente con las autoridades turcas acerca de la situación en Siria con el fin de coordinar esfuerzos, ha agregado el presidente ruso.

Moscú y Ankara firmaron en septiembre de 2018 un acuerdo del alto el fuego y establecieron una zona desmilitarizada en Idlib. El Gobierno turco prometió, además, evacuar a los llamados rebeldes de dicha región, pero tanto el Kremlin como Damasco han denunciado de continuo que Ankara no está cumpliendo lo prometido; y que los grupos terroristas y armados violan sistemáticamente el alto el fuego lanzando ataques contra posiciones civiles y del Ejército sirio en Idlib y ciudades adyacentes.

Distintos informes indican, además, que los terroristas de Frente Al-Nusra cuentan con el apoyo de países extranjeros, entre los que se encuentran Turquía, EE.UU., el Reino Unido y algunos Estados árabes ribereños del Golfo Pérsico.

El representante especial de EE.UU. para Siria, James Jeffrey, confesó el viernes que una victoria del Gobierno de Damasco en Idlib no le conviene a Washington, ya que aumentará el poder geoestratégico del presidente sirio, Bashar al-Asad.

El Gobierno de Siria insiste en que liberará la provincia de Idlib y que la operación antiterrorista en dicha provincia solo es cuestión de tiempo.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.