China no cesa en la exploración de otros planetas y antes de que culmine el año en curso lanzará otra sonda a la Luna para tomar muestras del suelo, y en el 2020 intentará detectar señales de vida en lo que será su primera misión a Marte, reportó este lunes una publicación especializada.

Según el Science and Technology Daily, al satélite natural de la Tierra llegará la Chang’e-5 que pesa casi 8,9 toneladas y está equipada con tecnología de inteligencia artificial.

Una vez allí debe tocar suavemente la superficie, realizar su labor de recolección y luego retornar a la estación terrestre.

El equipo científico a cargo del proyecto ya solucionó todo los problemas técnicos que presentaba el aparato y aseguró que está listo para la nueva fase de la exploración lunar.

Si se desempeña como se espera, le seguirá una sexta misión al polo Norte del astro a fin de determinar la edad del suelo, la composición del viento solar, los isótopos de hidrógeno, carbono, helio y oxígeno.

Mientras, una séptima se enfocará en el extremo Norte y buscará descubrir si existe hielo en la parte desconocida.

Un octavo proyecto, además de estudios y experimentos científicos, pondrá a prueba las tecnologías clave para sentar las bases para la construcción de una base de ciencia e investigación que involucren a humanos y robots en la década de 2030.

Por otro lado, el gigante asiático prepara para 2020 la misión a Marte con el objetivo de determinar si es posible transformarlo de alguna manera para en un futuro albergar la vida humana.

El explorador estudiará la atmósfera, entorno y características geológicas del planeta rojo, a fin de buscar indicios sobre su origen y evolución.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.