Se prepara un ataque de falsa bandera con el uso de armas químicas en la zona de distensión de Idleb en Siria, declaró el embajador ruso ante la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), Alexandr Shulguín.

“Los sirios aquí y en Nueva York dicen que saben que se están importando municiones químicas, que saben de qué países, nombran los apellidos de los responsables de las próximas provocaciones; ahora en Idlib se está gestando una provocación química”, declaró Shulguín.

El diplomático se preguntó qué encontrarían en caso de enviar la Misión de Búsqueda de Hechos (FFM, por sus siglas en inglés) por allí. “Dirán que los culpables, como siempre, son los sirios y los rusos son los que les encubren, no consideran las versiones alternativas”, respondió.

“Repiten el mismo motivo, que si los sirios tienen reservas ocultas de armas químicas y las toman cuando necesitan usarlas, al mismo tiempo, nadie piensa en la conveniencia militar de tal uso; ya se ha observado que las conversaciones sobre el uso de armas químicas comienzan cuando las tropas sirias tienen éxito, entonces, ¿para qué usarían armas químicas cuando ya están con un pie en Duma o en otros lugares?”, cuestionó Shulguín.

Añadió que estas declaraciones se hacen para “distraer la atención, echarle la culpa a los demás e iniciar un escándalo internacional”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.