No es que lo fue con mucha anterioridad al atentado del 17 de agosto de 2017 en la Rambla de la ciudad de Barcelona y en Cambrils, sino que todo parece indicar que el cerebro del grupo yihadista, responsable de dicho atentado, Abdelbakies Satty, fue confidente del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) hasta el mismo momento del horrible hecho que provocó la muerte de 13 personas.

Ha sido el diario Público quien ha informado que el CNI sabía que un grupo terrorista de Ripoll estaba preparando un atentado. Al parecer el mencionado medio ha tenido acceso a información que prueba esta relación entre el CNI y el cerebro del atentado, asegurando que en próximos días publicará nuevas pruebas sobre el 17-A.

Según lo informado, la comunicación entre el CNI y el imán de Ripoll era fluida a través del sistema indetectable de comunicación conocido como buzón muerto. Este sistema consiste en escribir borradores de correo electrónico sin llegar a enviarlos. De esa manera, las dos personas que se quieren comunicar sin ser detectadas entran en el mismo buzón y hablan sin que la información llegue a circular por la red. Al parecer, siempre según la información aportada por Público, este sistema de comunicación fue inventado por Bin Laden.

El mencionado diario ha descubierto las capturas de pantalla de esta cuenta secreta de Gmail que se utilizaba para las comunicaciones entre el imán y el CNI: adamperez27177@gmail.com. Toda la información que se ha conocido este martes surge de un año de investigación en que el diario ha reunido fuentes de inteligencia, documentos confidenciales y datos extraídos sobre las investigaciones sobre los atentados.

El correo que corresponde al usuario adamperez27177@gmail.com estuvo activo hasta, como mínimo, dos meses antes del atentado. El último mensaje que hay en este buzón muerto es del 19 de junio de 2017, momento en el que ya se estaban fabricando las bombas que se querían usar para el ataque. Las claves para acceder a este buzón se encontraron en el chalet de Alcanar que explotó el día antes del atentado de la Rambla.

Los informes reservados que los informadores del CNI han aportado a los investigadores del caso, demuestran que la célula de Ripoll estaba controlada por el CNI. Estos documentos prueban que la inteligencia española escuchaba sus conversaciones y seguía sus movimientos. De la misma manera, el CNI era consciente de los viajes de los jóvenes de Ripoll a Alcanar y sabía de la existencia del chalet donde se fabricaban explosivos.

UN PAR DE NOTAS :

—De manera conjunta, ERC y JxCat han vuelto a pedir la constitución de una comisión de investigación sobre los ataques en el Congreso de los Diputados, después de que fuera bloqueada en otra ocasión. Los dos grupos reclaman también la comparecencia del presidente Pedro Sánchez, la ministra Margarita Robles y el director del CNI -recientemente cesado- Félix Sanz Roldán. Las peticiones serán registradas a lo largo del día de hoy.

—Ni El Mundo, ABC, El Español, El País o La Razón han informado al respecto; tampoco lo ha hecho la Ser, la Cope y ni Onda Cero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.