Las armas de EE.UU. y sus aliados han convertido el Golfo Pérsico en “una caja de cerillas”, en “un polvorín” a punto de encenderse, denuncia el canciller iraní.

“La región (del Golfo Pérsico) se ha convertido en una caja de cerillas (…), en un polvorín a punto de encenderse porque EE.UU. y sus aliados la están inundando con sus armas”, ha advertido Mohamad Yavad Zarif en una entrevista exclusiva concedida este lunes a la cadena de televisión catarí Al Jazeera.

El ministro persa ha alertado de “una carrera armamentista” en el Oriente Medio después de que Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) hayan invertido más de 100 000 millones de dólares en la compra de armas estadounidenses.

Ha recordado que EE.UU. vendió el año pasado armas por un valor estimado de 50 000 millones de dólares a ciertos países de la región, y “algunos de los países de la región, con una población menos de un tercio de la de Irán” gastaron miles de millones de dólares en equipos militares. “Arabia Saudí gastó 87 000 millones de dólares en armas”, ha destacado Zarif.

Al respecto, el jefe de la Diplomacia persa ha hecho una comparación entre Irán y los EAU: el año pasado, Irán gastó 16 000 millones de dólares en el sector militar con casi un millón de personas sirviendo en el Ejército, mientras que en el mismo periodo, los Emiratos Árabes Unidos gastaron 22 000 millones de dólares con tan solo un millón de habitantes.

Teniendo en cuenta todo eso, si se habla de las amenazas, hay que decir que EE.UU. y sus aliados son la fuente de las amenazas porque llenan la región con armas, convirtiéndola en un polvorín a punto de encenderse”, ha reiterado.

Buques extranjeros en el estrecho de Ormuz no generan más que inseguridad

En otro momento de sus declaraciones, Zarif se ha referido al plan que intenta materializar EE.UU. para hacer frente a lo que llama “la amenaza iraní” y garantizar, supuestamente, “la seguridad” de la navegación en el Golfo Pérsico y el estratégico estrecho de Ormuz, ubicado entre el Golfo Pérsico y el golfo de Omán.

Más buques extranjeros en “el angosto estrecho de Ormuz” provocarán “más inseguridad” en la zona, conforme al canciller iraní.

“Se trata de un diminuto cuerpo de agua y mientras más buques de guerras estén ahí, más insegura será la zona para todos. Fundamentándose en la experiencia, la presencia de la Fuerza Naval estadounidense y la de otros países en el Golfo Pérsico nunca han generado seguridad”, ha dicho.

Irán, ha proseguido diciendo Zarif, tiene una “amarga memoria” del derribo del vuelo 655 de Iran Air por el crucero Vincennes de la Marina de Estados Unidos en aguas iraníes, mientras transportaba a 290 civiles.

Creemos que lo mejor que pueden hacer los estadounidenses para la protección de la navegación marítima es dejar a la gente en paz. ¡Que no interfieran! Es considerado un acto hostil contra Irán y no creo que la medida produzca más que inseguridad”, ha remachado.

Zarif hacía alusión al domingo 3 de julio de 1988, casi al final de la guerra Irán-Irak. El vuelo comercial de Irán Air 655 Teherán-Dubái, despegó del aeropuerto de la ciudad de Bandar Abás, a las 10:17 de la mañana, hora local, con 290 personas a bordo, entre ellos, mujeres y niños. El destino era Dubái y el vuelo habría llegado a su destino en 30 minutos. Sin embargo, la aeronave nunca pudo aterrizar. Washington alegó que el Airbus fue confundido con un F-14 de la Fuerza Aérea iraní. Irán catalogó el incidente como un acto de barbarie.

Estados Unidos en solitario

El plan estadounidense para supuestamente proteger la libre navegación en la región y hacer frente a Irán emergió después de la detención del carguero británico Stena Impero por la Fuerza Naval del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán en el estrecho de Ormuz por no haber respetado el código marítimo internacional.

Sin embargo, países como China y La India han decidido alejarse de las políticas antiraníes de Washington y Londres, mientras la Unión Europea (UE) y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) han optado por mantener una postura neutral y más prudente.

Distintos analistas coinciden en que el plan estadounidense solo contará con el apoyo de “un psicótico de su calaña, como es Israel, y algunos otros más”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.