Manifestantes en Hong Kong, China, el 3 de agosto de 2019. | Kim Kyung-Hoon / Reuters

EE.UU. tiene la costumbre de involucrarse en disturbios políticos en todo el mundo, afirma el excongresista estadounidense Ron Paul, señalando que su país carece de la autoridad moral para sermonear a China sobre las protestas antigubernamentales en Hong Kong.

«No importa dónde comience o se agite una revolución, estamos allí, porque tenemos mucho en juego«, indicó a RT America Paul, excandidato a la Presidencia estadounidense y fundador del Instituto Ron Paul para la Paz y la Prosperidad.

Pese a que el político retirado no comparte varias de las políticas chinas, entre ellas las relacionadas con los derechos humanos, asegura que en ninguna circunstancia se justifica un ataque de parte de Washington.

«Nosotros, en EE.UU., no tenemos la autoridad moral para pensar que podemos entrar y dar sermones y cambiar [la situación en Hong Kong]», añadió el excongresista.

Previamente, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y otros políticos calificaron como un deber moral el involucramiento estadounidense en pro de los manifestantes hongkoneses, y advirtieron a China de consecuencias si la crisis en su región administrativa especial no se resuelve a gusto de Washington.

«No creo que debamos estar en el negocio de los cambios de régimen, sin importar qué tan buenas sean nuestras intenciones», acotó Ron Paul.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.