Maniobra militar cerca de Mongolia, 13 de septiembre de 2018. Foto: AFP

Un informe del Centro de Estudios de Estados Unidos (USSC, por sus siglas en inglés) alertó que frente a un panorama de seguridad regional cada vez más disputado y con recursos de defensa limitados, el Ejército de EE.UU. ya no está seguro de su capacidad de mantener un equilibrio de poder favorable en el Indo-Pacífico.

El USSC destaca que China se vuelva cada vez más capaz de “desafiar el orden regional por la fuerza”, como resultado de su inversión a gran escala en sistemas militares avanzados.

El efecto combinado de las guerras en curso en la región del Oriente Medio, la austeridad presupuestaria y la falta de inversión en capacidades militares avanzadas ha hecho que las Fuerzas Armadas estadounidenses estén “poco preparadas” para una gran competencia de poder en el Indo-Pacífico, explica.

“China, por el contrario, todavía no tiene responsabilidades globales, tiene responsabilidades regionales”, agrega el documento.

Recientemente, EE.UU. ha incrementado su presencia militar en el Pacífico, en nombre de la defensa de su derecho a la libre navegación, y realiza con frecuencia maniobras militares en dicha zona en colaboración con aliados, como Australia y Japón, como una forma de mostrar músculo a China.

Por su parte, Pekín acusa a Washington de desestabilizar la región y buscar dominar sus aguas territoriales. Por tanto, el Gobierno chino insta a EE.UU. a dejar de provocar agitaciones en el mar de la China Meridional con el pretexto de la navegación libre.

El mar de China Meridional, también conocido como mar del Sur de China, una extensión muy disputada del océano Pacífico de la que Pekín reclama casi un 90 %, es escenario de incesantes tensiones entre el gigante asiático y EE.UU.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.