Familiares de Agatha Sales Felix participan en una marcha para reclamar justicia, el 22 de septiembre de 2019. Leo Correa / AP

Una niña de 8 años falleció este sábado tras recibir un disparo en la espalda, aparentemente de un rifle militar, en las favelas de Complexo do Alemao, al norte de Río de Janeiro.

Supuestamente, el hecho ocurrió durante una confrontación de traficantes con la Policía, pero los residentes en la zona niegan tal conflicto y aseguran que fue un solo tiro realizado por un agente contra un motociclista, informan medios locales.

La pequeña Agatha Sales Félix estaba a bordo de una camioneta junto a su madre cuando fue alcanzada por la bala la noche del pasado viernes. De inmediato, la menor fue trasladada a un hospital, pero los médicos no pudieron hacer nada por salvar su vida. A la mañana siguiente se confirmó su deceso.

«Mataron a una niña inocente, inteligente, estudiosa, obediente, de futuro. ¿Dónde están los policías que hicieron esto? La voz de ellos es el arma» expresó el abuelo de la víctima, Ailton Félix. «No es la familia del gobernador o del alcalde o del policía la que llora. Es la mía. Se disculparán, pero esto no traerá a mi nieta de vuelta», lamentó.

Residentes del Complexo do Alemao marchan en memoria de la pequeña Agatha Sales Felix, el 22 de septiembre de 2019. / Pilar Olivares / Reuters

El caso ha desatado una serie de protestas contra el gobernador Wilson Witzel y contra el accionar policial. Cientos de personas y activistas sociales exigieron a las autoridades poner fin a las muertes de niños y jóvenes inocentes.

«Estamos pidiendo paz, no estamos criando a nuestros hijos para que se pierdan en una guerra desproporcionada dentro de la comunidad», declaró un residente al periódico O Globo.

Por su parte, las autoridades comunicaron que aquella noche los equipos policiales «fueron atacados simultáneamente desde varios puntos de la comunidad» y los agentes respondieron a la agresión. Además, la Gobernación anunció una investigación rigurosa para verificar «las circunstancias que causaron este trágico episodio».

La Defensoría Pública del estado también se pronunció al respecto y emitió una nota lamentando el suceso en la que se afirmaba que «la táctica de confrontación policial resulta ineficaz». Mientras, el presidente del Colegio de Abogados de Río de Janeiro, Luciano Bandeira, dijo al diario que las muertes de inocentes no pueden seguir siendo tratadas por el estado como daños colaterales aceptables.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.