Mari queda en La Camocha: Deshaucio paralizado

Publicado:

Noticias populares

Activos soberanos como garantía de compra: las insólitas exigencias que Pfizer habría puesto a los Gobiernos de América Latina para venderles vacunas

La farmacéutica estadounidense habría pedido eximirse de responsabilidades ante posibles resultados adversos en el uso de los fármacos, según una investigación periodística realizada por The Bureau of Investigative Journalism y Ojo Público.

Los inmunizados con la vacuna Sputnik V pueden ser donantes de anticuerpos

Las personas vacunadas con la Sputnik V pueden ser donantes de anticuerpos contra el coronavirus, declaró este viernes Alexandr...

EEUU roba otros 45 camiones de trigo y cebada de Siria

Las fuerzas estadounidenses trasladan 45 camiones de trigo y cebada robados de la provincia de Al-Hasaka, en el noreste de Siria, Irak, según un nuevo reporte.

Llucía F. Marqués.— Mari, viuda de un minero, lleva toda la vida -50 de sus 72 años- viviendo en su casa en La Camocha y en ella ha criado a sus 10 hijos. Su salud no es buena, entre otras complicaciones va pasando por tres ictus, dos de ellos desde el inicio del proceso. Esta mañana el suyo iba a ser el primero de los 37 deshaucios del poblado minero, pero ha sido paralizado por la solidaridad ciudadana

A las ocho la mañana llegó el primer coche de la Guardia Civil a echar a Mari de su casa. Para entonces los vecinos y vecinas ya estaban en la puerta, esperando para frenar el desalojo. A lo largo de la mañana la gente que se ha ido acercando desde todo el concejo ha ido a más y ha quedado claro que no un iban a echar a esta mujer a la calle sin presentar resistencia. La tensión ha afectado a Mari, de salud ya delicada, y ha sido necesario llamar al SAMU para que la atendieran, pero tampoco ese ha sido suficiente para echarla. A las 10 de la mañana los agentes de la ley abandonaban el poblado y se daba la noticia: deshaucio paralízado.

Esta batalla la ganaron los ciudadanos y la PAH, pero no será última: volverán a casa Mari y volverán a las otras 36 viviendas amenazada, muchas de ellas habitadas por gente muy mayor que pasaron allí su vida y contaban pasarla allí hasta el final, conforme al contrato vitalicio que firmaron al arrendar y que ha quedado invalidado con el cierre de la mina.

Ahora los acusan de no haber pagado el IBI, pero tampoco les dan la oportunidad de pagarlo “lo pagué y me lo devolvieron, lo que ellos quieren es echarnos de aquí” afirma Mari, que no ha dejado jamás un mes de alquiler sin pagar. “Si me qieren sacar de aqui será muerta” advierte.

Mari queda en La Camocha: Deshaucio paralizado

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: