sábado, enero 25, 2020

«El gobierno de Lenin Moreno ha llegado a su fin ; el es un títere de los grupos de la élite» Rafael Correa.

Noticias populares

El calvario de las enfermas y enfermos en Andalucía: desnudos y sin pijama en urgencias.

Los recortes del gobierno de derechas en el sistema sanitario andaluz han llegado al equipamiento textil para los enfermos. El sistema...

La nueva política de asesinatos selectivos de Estados Unidos apunta hacia los dirigentes rusos y chinos.

Trump ha puesto el asesinato de Putin sobre la mesa como parte de una nueva política terrorista, y no...

¿Un gobierno PSOE-Podemos satisface los problemas de los trabajadores? ¿Es el socialdemocratismo un aliado fiable en la lucha contra el fascismo?

«a) ¿Cómo resumiríamos el pensamiento socialdemócrata?: «En el plano interno: (a) renunciaban tanto al leninismo como al marxismo oficialmente, declarando a...

El ex presidente ecuatoriano Rafael Correa ha compartido con nosotros sus impresiones de los eventos que tienen lugar en Ecuador, donde la gente ha salido a las calles para expresar su enojo con las políticas económicas del presidente Lenín Moreno, quien, a su vez, ha acusado a Correa de incitar a las masas. alborotar.

Hay una guerra de información, y entre otros rumores, dicen que vas a Ecuador. ¿Es eso cierto?

Rafael Correa: No. No creo que haya una guerra de información, todo está muy claro. Lo que realmente existe es el «muro» de la prensa ecuatoriana, que ha estado apoyando obscenamente a Lenin Moreno durante estos dos años y medio, tanto que la gente en las calles reacciona negativamente a los periodistas de Teleamazonas, Ecuavisa, El Universo, El Comercio. . No quieren aprender nada de esta prensa, pero prefieren recibir información de pequeñas estaciones de radio, de la prensa alternativa, de la prensa regional.

La prensa hegemónica era el mayor cómplice de Moreno, estaba vinculada con él; es parte del gobierno tanto que, por ejemplo, el hijo del dueño del Diario Expreso es el Ministro de Transporte. Este gobierno abolió la Ley de Comunicaciones, la despojó de contenido y dejó solo el marco. Para ocultar los errores y los horrores de este gobierno y las represiones brutales, existe este muro: la manipulación y la complicidad de los medios. Tenemos una democracia inmadura, que todavía está sorprendida por tales cosas.

El miércoles, la marcha en Quito fue brutalmente reprimida.

Rafael Correa: Desde los últimos años de la dictadura militar, no he visto una persecución tan cruel, con toques de queda, la abolición de las garantías constitucionales y la represión física: golpear a los manifestantes, dispersar manifestaciones donde hay mujeres y niños, usar gases lacrimógenos … Ya tenemos varios muertos, cientos de heridos y más de 700 detenidos.

La situación en el gobierno es muy difícil. ¿Qué soluciones crees que son posibles?

Rafael Correa: El gobierno de Lenin Moreno ha llegado a su fin. Es un títere de grupos de cabildeo. Fue mi vicepresidente durante seis años, y para lograr cierta popularidad, con la complicidad de la prensa, dijo que heredó la crisis económica. Y como vicepresidente, ¿no lo notó? ¡Increíble! El gobierno ha llegado a su fin debido a sus errores.

El caso es que la gente ya no puede tolerar esto. Con su ayuda, la élite ha recuperado el poder basado en el fraude y la traición. ¿Qué salida veo? Si permanece en el cargo, se convertirá en un don nadie más grande que hoy. Actualmente está en conversaciones con los líderes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) y el Frente Unido de Trabajadores (siglas en inglés FUT), dos organizaciones cuyos líderes hasta hace poco apoyaron a Moreno, pero ahora incluso se han rebelado contra él.

Una opción es revertir las medidas tomadas sobre el combustible diesel (Moreno canceló los subsidios estatales para el combustible y los precios para la población, con picos de nota). En este caso, creo, el gobierno estará tan muerto como sea posible. Pero los líderes de CONAIE deben lograr algo. Creo que deberían estar de acuerdo con el FMI en algún tipo de concesión para que todos estén contentos. Todos se han enfrentado a Correa.

Pero el gobierno ya está en un estado de muerte clínica, en estado vegetativo. Los medios hegemónicos, los negocios, el poder financiero, los militares, la policía y parte de la Iglesia continúan apoyándolo. Nuestra democracia está hecha de plastilina: controlan todas las ramas reales del gobierno, incluidas las instituciones estatales que han asumido, por ejemplo, la Comisión Electoral, para evitar que participe en elecciones libres. Sin embargo, estoy siendo optimista. Creo que ganaremos.

Como economista, ¿cree que en el caso de Ecuador fue necesario recurrir nuevamente al FMI?

Rafael Correa: En los diez años de mi mandato, no vimos una sola misión del FMI, y nunca tuvimos una década tan próspera como de 2007 a 2017, la década de la Revolución Ciudadana. Y no es culpa del FMI sino de quienes lo obedecen. Esto es parte de su discurso: hacer creer a la gente que todo es realmente malo y que sin ellos la economía colapsará. Hacen esto para que la gente permanezca pasiva. Pero solo puedes seguir engañando así durante seis meses o un año.

En 2017, la economía creció, en 2018 creció más lentamente y en 2019 comenzó a declinar. No hubo crisis, no hubo una deuda excesiva, el déficit estaba al nivel del 5%, bien administrado; Sin embargo, no debemos olvidar que en 2016 hubo un terremoto que nos costó 3 puntos del PIB y tuvimos que endeudarnos para recuperarnos. Durante mi gobierno, la deuda aumentó de $ 13 mil millones a $ 27 mil millones, pero invertimos $ 100 mil millones. Esto significa que, como país, nos hemos enriquecido en $ 86 mil millones. Se nota por las hermosas carreteras, centrales hidroeléctricas, nuevas estaciones de policía, escuelas, centros médicos y puentes.

En dos años, Moreno le debía $ 15 mil millones al sector externo y no hizo inversiones. Se dispararon en el pie. Se han reducido los impuestos y las tarifas, lo que conlleva consecuencias fiscales y externas muy graves. No existe un tipo de cambio que se pueda ajustar. Hemos perdido $ 600 millones en ingresos fiscales.

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) ecuatoriano, con tal exceso de liquidez, tiene restringido el financiamiento del gobierno. Todo esto es fundamentalismo ideológico. Este dinero se va al extranjero. También prohibieron que el banco central prestara al gobierno. Prohibieron las fuentes nacionales de financiamiento, y todo lo que quedó fue obedecer al FMI, hacer cosas tan estúpidas como eliminar los subsidios para que el país gane $ 1.3 mil millones. La eliminación de los subsidios no da riqueza. El estado recibe $ 1.3 mil millones, pero ningún ciudadano recibe $ 1.3 mil millones. Ellos mismos crearon una crisis.

Hay un modelo de enjuiciamiento específico para el ex presidente brasileño Lula, el ex vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, la ex presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y usted. ¿Se ajusta a la estrategia general o es una coincidencia?

Rafael Correa: Los casos de Ecuador y Argentina son muy similares. Sin embargo, hay una gran diferencia. El presidente de Argentina, Macri, es un hombre de derecha; la gente sabía por lo que votaban. Moreno, por otro lado, se presentó como un izquierdista, como el sucesor de la Revolución Ciudadana. Ganamos las elecciones, y luego hizo lo contrario. Tiró el programa del gobierno a la basura y aceptó el plan del candidato derrotado. Esto no sucede en una democracia, pero cualquier cosa puede suceder en América Latina, especialmente con la complicidad del gobierno. Es espectacular cómo traicionó absolutamente todo. Esta es una antología de cinismo. Nadie puede mentir tanto.

Por supuesto, esto es parte de la estrategia para el regreso del neoliberalismo. En la década de 1990, la gente no entendía del todo lo que se estaba discutiendo, y no había tanta resistencia. Ahora hemos salido de los exitosos gobiernos progresistas de 2002-2014, la edad de oro de América Latina. Unos 900 millones de latinoamericanos salieron de la pobreza, redujimos significativamente la desigualdad y hemos crecido mientras Europa y los Estados Unidos estaban en recesión. Nos miraron con admiración en todo el mundo.

Estos movimientos conservadores llegaron con fuerza, recursos ilimitados, discursos claramente articulados, estrategia y están respaldados por los Estados Unidos, que buscaban neutralizar a los líderes de izquierda para que no pensaran en regresar. No pueden vencernos en elecciones democráticas; Esta es una «ley»: la persecución y el enjuiciamiento de los políticos. Hay dos aspectos: linchamiento y cooptación del poder judicial a través de los medios y la presión política. Los jueces, muriendo de miedo, esperan los titulares para copiar sus juicios y no ser linchados.

El vicepresidente electo del gobierno de Moreno (Jorge Glas), ya que era un obstáculo para lo que querían hacer y ya sabían lo que querían hacer, ha sido víctima de una conspiración desde la campaña, para sacarlo de la manera. Lo vincularon con el caso Odebrecht sobre falso testimonio, con evidencia falsa, y medidas de precaución aprobadas durante la noche que le prohibieron abandonar el país. Lulu está detenida en un cuartel militar. Jorge Glas se desempeñó como vicepresidente y ahora se encuentra en una prisión ordinaria, donde ha sido amenazado de muerte 30 veces. La mejor manera de contrarrestar esta ley es cambiar la situación política porque cambiará la situación judicial de los líderes perseguidos.

Sputnik: Fuiste uno de los primeros en hablar sobre una reacción conservadora. ¿Crees que esta ola está terminando y los cambios están comenzando a tener lugar en la región?

Rafael Correa: Ciertamente. Ahora no podemos parar allí. Las elecciones primarias obligatorias en Argentina (PASO) fueron abrumadoras. Las encuestas de salida favorecen a Evo [Morales en Bolivia], pero si hay una segunda vuelta, será difícil. Debemos trabajar como si no tuviéramos voz de partidarios. En Uruguay, es más difícil. El ciclo se acorta. Soy en parte escéptico de los ciclos. Cuando surgió el neoliberalismo a fines de la década de 1980, se quedó con nosotros hasta el cambio de siglo y dejó una calamidad tras otra. Tuvimos una larga y grave noche neoliberal.

Ahora su vida está a punto de expirar en dos o tres años. Si las elecciones fueran libres y me permitieran postularme para presidente, le aseguro sin ninguna vanidad que ganaríamos en una ronda. Por eso me persiguen todos los días. Si Lula no hubiera estado en prisión, habría sido el presidente y no este fascista Bolsonaro. Habiendo encarcelado a Lula [da Silva], no solo la libertad sino también la democracia fueron robados de Brasil. Vemos que esta reacción conservadora ha sobrevivido más rápido de lo que comenzó. Nuestras naciones tienen experiencia.

Los gobiernos progresistas cometieron errores. Si tuvieras que pensar en el tuyo, ¿cuáles señalarías?

Rafael Correa: Si tenemos 10 años de gobierno, ¿cómo no cometer errores? Puedo enumerarlo en orden cronológico y alfabético, pero nunca nos equivocamos con el lado, siempre estuvimos con la mayoría. Duplicamos el tamaño de la economía, tuvimos un punto de crecimiento más que el promedio de América Latina y fuimos los campeones regionales de la erradicación de la pobreza. Teníamos la peor infraestructura del continente. Hoy, Colombia está celosa de nuestros caminos. Siempre habrá un traidor y un cleptócrata, pero somos humanos, no parapsicólogos. Se cometieron errores, pero el mayor éxito es que estábamos en el lado correcto.

Muchos argentinos están decepcionados porque están perdiendo derechos que consideraban garantizados.

Rafael Correa: También creía que lo que creamos tenía una base más sólida. Esta es una de mis mayores decepciones. La destrucción durante dos años y medio ha sido terrible. ¿Cómo es eso posible? Se llama la prensa. Se descubrió que Moreno tenía una cuenta bancaria offshore en Panamá. Y no lo abren. Verificaron todo conmigo y no pudieron encontrar nada. Hacen un héroe honesto de un villano corrupto.

En un estado regido por el estado de derecho, debe haber información confiable. Si se manipula la información, los medios nos privan de la democracia. Es por eso que retrocedimos tanto, la gente fue engañada. Como no podemos encontrar una salida a los males del subdesarrollo, no tenemos acciones colectivas adecuadas, no tenemos una buena educación y no tenemos talento ni capacidades críticas. Y siguen diciéndonos tonterías, y seguimos creyendo en ello. Por ejemplo, dicen que Correa está en Barquisimeto para desestabilizar el país robando $ 35 mil millones. La manipulación es un factor importante.

Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: