En dicho vídeo se aprecia cómo el policía toma por el cuello al adolescente de 13 años con su brazo, lo pone delante de él y luego dispara una bomba lacrimógena para dispersar a los manifestantes.

Las imágenes fueron ampliamente viralizadas y condenadas en redes sociales. La defensora de la Niñez de Chile, Patricia Muñoz, pidió en su cuenta de Twitter que, “si alguien tiene información de cómo contactar a este niño y su familia les agradecemos cualquier información para poder actuar a la brevedad”.

Según los internautas, el incidente ocurrió en la comuna de Providencia, en Santiago, capital chilena, sin embargo, otros mencionan que fue en la ciudad de Rancagua, en el sur de la capital.

Recientemente, la Fiscalía chilena anunció que, entre el 18 y 27 de octubre, investigó 840 denuncias por presuntas violaciones a derechos humanos cometidas, de estos casos 122 víctimas son niños o adolescentes.

Desde el pasado 18 de octubre, Chile es escenario de manifestaciones contra el Gobierno del presidente, Sebastián Piñera. Las protestas que en un principio comenzaron contra el aumento de las tarifas de ferrocarril capitalino, se extendieron a todo el país.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile informó el miércoles que la represión brutal en este país latinoamericano ha causado la detención de al menos 5000 personas mientras que otras 2000 han resultado heridas desde el inicio de las protestas.

Ante tal coyuntura, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió realizar una visita al país donde la gente está enfrentada con homicidio, torturas y violencia sexual cometidos por la policía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.